Ivanka Trump aterrizó en Corea del Sur para cierre de Juegos Olímpicos

Emotivo último adiós a la madre que usó su cuerpo como escudo para proteger a su hijo en Orlando

"Es la madre que todos quisieran tener" fueron las palabras de Isaías Henderson de 21 años, que rompió en llanto durante el funeral de su madre Brenda Lee Márquez de 49, que usó su cuerpo para proteger a su hijo gay de las balas en la masacre en Orlando.

Durante el funeral el lunes, Isaías rompió en llanto cuando hablaba de su progenitora durante un servicio religioso en su nombre en la Primera Iglesia Metodista Unida de Orlando.

"Nunca pensé que su vida se iba a terminar justo antes mis ojos”, dijo el chico visiblemente afectado

"Todos sabían que ella era la madre que todos quieren tener. Ella siempre tenía los brazos abiertos para todo el mundo, amaba a todos por igual, no importa qué fueran”, relato el joven entre lágrimas.

La madre tenía 11 hijos y todos estuvieron presentes, ellos destacaron que era una guerrera. Henderson relato que aún recuerda cuando ella le estaba haciendo las trenzas antes de ir para el club y le envió la foto a su padrastro.


Brenda acostumbraba a acompañar a su hijo a la discoteca gay para bailar salsa.

La madre tras recibir el primer disparo le dijo a su hijo que escapara, que salvara su vida.

En medio del tiroteo Brenda vio como el asesino apuntó la pistola hacia su hijo fue en ese momento que le gritó que se agachara recibiendo los disparos que acabaron con su vida segundos después.

La hermana del Henderson detallo que el joven esta devastado y paralizado en medio de un sentimiento de culpa por no haber hecho algo para impedir la muerte de su madre, algo que hubiese sido imposible en medio del brutal tiroteo.

Brenda nació en Brooklyn, Nueva York, donde pasó la mayor parte de su vida. Más tarde se trasladó a California y después se mudó a Orlando para estar cerca de sus hijos, donde vivo en los últimos 15 años.



21 de Junio 2016