Fuerte terremoto de 7.1 estremece a México, decenas de muertos y heridos

A pesar del rechazo de la prensa, mayoría de americanos optimistas con Donald Trump

Seis de cada diez estadounidenses se muestran optimistas sobre el futuro del país liderado por Donald Trump, aunque esperan que el presidente electo deje de enviar mensajes de Twitter, según un sondeo publicado el martes.

El 59% de los consultados se dijeron “optimistas sobre los próximos cuatro años con Donald Trump como presidente”, mientras que 37% es pesimista, señaló la encuesta independiente de la Universidad de Quinnipiac, en Connecticut.

Sólo 17% consideró que Trump será un “gran” presidente y 32% piensa que será un “buen” mandatario.

Un menor porcentaje de encuestados tiene una perspectiva más negativa: 26% consideró que será un presidente “malo” y 17%, “no tan bueno”.

Otro sondeo de CNN/ORC publicado este martes reveló que 53% de los estadounidenses piensa que Trump hará un trabajo “muy bueno” o “lo suficientemente bueno” como presidente.

Los sondeos se publican dos semanas después de que el magnate republicano venciera sorpresivamente a la demócrata Hillary Clinton.

El inicio de la transición de poder, que se realizará el 20 de enero, aparentemente inspira cierta confianza en la presidencia de Trump.

El 48% se siente más confiado, frente a 43% que está menos confiado, indicó la encuesta de CNN/ORC.

Lo que causa rabia entre los estadounidenses, sin embargo, es el constante uso de Trump de la red social Twitter para comunicarse sobre diversos temas.

Según Quinnipiac, 59% de los votantes opina que Trump debería cerrar su cuenta Twitter, contra 35% que piensa lo contrario.

“Los votantes le dicen al presidente electo Donald Trump: ‘Obtuviste el trabajo. Ahora sé un líder y no tuitees”, explicó Tim Malloy, director adjunto del sondeo de Quinnipiac, en un comunicado. “Y vigilamos para asegurarnos de que pondrás al país primero, y no a la marca Trump”, agregó.

La encuesta de Quinnipiac fue realizada a 1.071 votantes a nivel nacional y, la de CNN/ORC, a 1.003. Los dos sondeos se hicieron entre el 17 y el 20 de noviembre vía telefónica y su margen de error es de +/- 3%.

Trump pasara el Día de Acción de Gracias en Florida

Cuando Donald Trump llegue a su complejo vacacional Mar-a-Lago para el Día de Acción de Gracias, no será la primera vez que un presidente electo haya pasado sus vacaciones en Palm Beach.

La finca de John Kennedy, conocida durante su período como la Casa Blanca de Invierno, está a 11 kilómetros (7 millas) al otro lado de la calle Ocean Drive. Al igual que las visitas de Kennedy, los viajes de Trump a Palm Beach llamarán bastante la atención, a veces no requerida, a su enclave lujoso de cerca de 10.000 personas, cifra que se triplica en invierno.

Las veces que el presidente se quede allí, se cerrarán las calles y se incrementará la seguridad cada vez que la caravana de agentes del Servicio Secreto, asistentes políticos, periodistas y personal médico llegue y salgan de Palm Beach. La comunidad yace en una isla estrecha y larga que sirve como barrera y tiene calles angostas y solo tres puentes a tierra continental. En 1960, un futuro asesino trató de matar allí a Kennedy.

Pero contrario a lo ocurrido con Kennedy, el gobierno no tendrá que construir un refugio antibombas para Trump porque él ya tiene tres.

Este es un vistazo a la comunidad y la vivienda del presidente electo:

LA VIVIENDA

Cuado Trump compró Mar-a-Lago por 10 millones de dólares a la magnate de cereales Marjorie Merriweather Post en 1985, no fue bien recibido por todos. Lo vieron como prepotente, como rico nuevo que buscaba sobresalir. No era refinado ni rico tranquilo de familia como sus vecinos. Luego que la ciudad rechazó su plan para subdividir el terreno de Mar-a-Lago en 10 mini mansiones, en 1995 convirtió la propiedad en un club para devengar ingresos. Ahora se cree que la propiedad vale más de 100 millones de dólares.

LA CIUDAD

Palm Beach es tranquila, y sus residentes están a gusto así.

Con Trump como presidente, probablemente habrá más protestas, aunque el área aledaña a Mar-a-Lago no es propicia para estas manifestaciones. El club yace en una calle angosta y transitada, con pocas veredas.

La ciudad también es rica. La media de los ingresos de un hogar en esta área es de 105.700 dólares, el décimo más alto de Florida, de acuerdo con cifras de la oficina del Censo. Algunas de las personalidades que viven allí son: los comentaristas conservadores Rush Limbaugh y Ann Coulter, el exalcalde de Nueva York y confidente de Trump Rudy Giuliani, el locutor Howard Stern, y el cantante Jimmy Buffett.


AFP y AP

22 de Noviembre 2016