Mayoría de miembros de la OEA condenan represión en Nicaragua

Abatido un musulmán radicalizado que robo arma de guardia en aeropuerto de Francia

El hombre abatido este sábado en el aeropuerto de Orly al tratar de robar un arma a una militar estaba fichado por la policía y por los servicios de inteligencia, ha informado el ministro del Interior, Bruno Le Roux. En declaraciones a la prensa, Le Roux confirmó que ese mismo hombre había abierto fuego una hora y media antes contra un control de la policía en Stains, al norte de la capital, donde hirió a una agente, aunque su estado no reviste gravedad.

El individuo, cuya identidad no se ha dado a conocer, habría actuado en solitario y no se han encontrado explosivos en su cuerpo ni en el resto del aeropuerto, según las primeras conclusiones del rastreo iniciado por las fuerzas especiales RAID de la Policía francesa en el interior de las instalaciones, completamente evacuadas.

Sin precisar los motivos por los que estaba fichado, el ministro aseguró que figuraba en los ficheros tanto de la policía como de los servicios de inteligencia.

Le Roux no se refirió a los hechos de forma explícita como un atentado, pero la investigación ha sido encargada a la sección antiterrorista de la Fiscalía de París, dijeron a Efe fuentes del Ministerio Público.

El individuo fue identificado a las 06.50 horas (05.50 GMT) al norte de la capital, en un control policial en la localidad de Garge les Gonesse, donde disparó contra una agente, a la que hirió aunque sus heridas no son graves. Fue gracias a ese control que se pudo determinar que el individuo estaba fichado.

Un musulmán radical fichado

Por otro lado, fuentes policiales han revelado que el hombre nació en 1978 y que estaba bajo la vigilancia de la Dirección General de la Seguridad Interior bajo sospecha de radicalización yihadista. El individuo fue objeto de una investigación en 2015 tras constatar signos de radicalización después de haber sido detenido «por robo a mano armada y el tráfico de drogas».

Si bien esta investigación no arrojó resultados iniciales, fuentes policiales han confirmado a la agencia Reuters de manera independiente que el hombre seguía en una lista de vigilancia especial de la Policía y que «se trataba de un musulmán radical conocido por los servicios de Inteligencia» franceses.

Varios testigos han señalado que el individuo arrebató su fusil de asalto a una militar a la que tomó brevemente como rehén antes de morir abatido, según han confirmado testigos presenciales del incidente a la cadena BFM TV.

«La tenía cogida por el cuello y estaba amenazando a otros dos militares con el fusil de asalto que le quitó a la chica», explicó un testigo, identificado como Dominique, a la cadena francesa. Los dos compañeros de la militar «abrieron fuego para proteger a su compañera y proteger al público», confirmó el ministro Le Drian.

Los tres pertenecían a la llamada Operación Centinela, encargada de vigilar los aeropuertos del país, y que ya ha sido objeto de varios ataques en el pasado.

ABC

18 de Marzo 2017