Por ahora cesan los duros ataques de Israel contra Hamas

Abogada norteamericana arriba a Estados Unidos tras ser detenida por el régimen cubano

La abogada Kimberley Motley "recuperó su pasaporte y se disponía a abordar un vuelo directo hasta Carolina del Norte", señaló Human Rights Foundation

La abogada estadounidense Kimberley Motley, que fue retenida e interrogada el viernes por las autoridades cubanas en La Habana, habría abordado un avión con destino a EEUU, informó a Efe la organización Human Rights Foundation (HRF).

De acuerdo con el director legal de la organización, Javier El-Hage, la abogada perdió esta mañana un vuelo en el aeropuerto José Martí de La Habana, tras ser nuevamente detenida, en esta ocasión por las autoridades migratorias que le retuvieron el pasaporte y la interrogaron por horas.

No obstante, Motley finalmente fue liberada por los oficiales, recuperó su pasaporte y se disponía a abordar un vuelo directo hasta Carolina del Norte, estado en donde reside con su esposo e hijos.

La abogada viajó de manera voluntaria a la capital cubana el jueves para representar como abogada pro bono al grafitero opositor Danilo Maldonado "El Sexto", preso desde el pasado 26 de noviembre por haber escrito "Se fue" en lugares céntricos de La Habana poco después de anunciarse la muerte de Fidel Castro, indicó la agencia.

Fue detenida la tarde del viernes "en un operativo grande", de acuerdo a El-Hage, y trasladada a la estación de Zanja, en Centro Habana, poco antes de que comience una reunión sobre el caso de El Sexto, junto a Luis Alberto Mariño, un representante del movimiento Cuba Decide, y el músico disidente Gorki Águila, también arrestados y liberados poco después.

"Nos dijo que la estaban tratando bien, pero que estaba detenida en una estación policial", relató el director legal de la organización, quien confirmó que Motley volvió a ser interrogada pasada la medianoche en su hotel en la capital cubana.

Motley, especialista en derechos humanos y quien ha protagonizado un documental sobre su labor en Afganistán, es parte del equipo de abogados internacionales de HRF, organismo que funcionó como un "facilitador" en la misión "sobre el terreno" que la abogada emprendió a favor del grafitero, a quien conoce personalmente.

"Le explicamos que la podían meter presa, que es normal allá que la encarcelen con un cargo y la mantengan un largo rato. Ella estaba muy consciente de eso", detalló el representante de HRF.

Esta semana, HRF presentó una petición al Grupo de Trabajo de Detención Arbitraria de las Naciones Unidas para que el organismo declare que la detención del grafitero es "arbitraria" y de esta manera emita una "opinión vinculante" sobre su arresto, tal como explicó El-Hage.

En 2015, esta fundación entregó, en ausencia, el premio Václav Havel a la disidencia creativa a Maldonado por una obra en la que hizo una analogía entre el régimen cubano y "Rebelión en la Granja" de George Orwell, y por la que fue encarcelado en diciembre de 2014.

La detención de la abogada mereció las críticas en EEUU de algunos opositores al régimen cubano, como Rosa María Payá, quien en declaraciones a Efe afirmó que el "régimen está escalando en su nivel de agresividad y de represión contra toda la ciudadanía".

Payá, hija del fallecido disidente Oswaldo Payá, que lideró el Movimiento Cristiano Liberación (MCL), expresó además su preocupación "por las amenazas que la Seguridad del Estado transmitió a los detenidos", según se lo confirmó el propio Mariño.

"Lo amenazaron con su familia y por la campaña que promueve en la isla. Le dejaron muy claro que no iban a permitir una campaña como Cuba Decide", que propone la realización de un plebiscito en la isla, afirmó la activista.

Este hecho, que ocurre un día antes de que se cumplan dos años del inicio de normalización de relaciones entre Estados Unidos y Cuba, es una demostración de que "el problema de Cuba no está en la política exterior de EEUU, sino en la política dictatorial del régimen de La Habana", valoró Payá.

Martinoticias

18 de diciembre 2016