Acusan a militares y bandas de delincuentes por masacre de mineros en Venezuela

La fiscalía de Venezuela inició este domingo una investigación por la presunta muerte de mineros en el estado de Bolívar, al sur del país, en medio de reportes de que fueron masacrados en una lucha por el control de una mina de oro.

Diputados opositores y medios locales dijeron que al menos unos 28 mineros fueron presuntamente asesinados y descuartizados con una motosierra en una mina de oro en el municipio de Sifontes.

La fiscalía informó que varios de sus funcionarios están en el lugar realizando "las primeras diligencias" y entrevistando a los familiares de las presuntas víctimas, sin ofrecer más detalles del caso.

Las familias de las personas desaparecidas bloquearon la carretera troncal 10, una de las principales vías de la vecina ciudad de Tumeremo, exigiendo que busquen a los mineros y que se aclare el hecho.

Un familiar de una las víctimas contactado por Reuters dijo que su hijo y un amigo se dirigían a la mina en una motocicleta cuando se vieron obligados a detenerse en un puesto de control manejado por una banda criminal y hombres ataviados con uniformes de las fuerzas de seguridad, en donde tenían mineros retenidos.

"Mi hijo trata de huir, pero le disparan en la espalda", dijo la persona, que pidió no ser identificado por temor a represalias. "Obligaron a estos mineros a recoger estos cadáveres y tirarlos en un camión. Los restos de mi hijo los tiraron", agregó.

El gobernador del estado de Bolívar, Francisco Rangel, negó el sábado que haya habido una masacre y dijo que "es absolutamente falsa la información" tras afirmar que fue un hecho para generar ruido político.

Rangel, miembro del oficialista Partido Socialista venezolano, sí reconoció que hubo un enfrentamiento entre bandas armadas, pero que no dejó personas heridas.

La oposición acusó al Gobierno de tratar de ocultar el incidente: "¿A quién está protegiendo (Rangel), o qué está ocultando?", dijo el legislador opositor Américo De Grazia, de Bolívar, quien declaró a Reuters que habló con dos testigos del hecho.

Carlos Chancellor, alcalde del municipio Sifontes -donde se encuentra la mina-, dijo a Reuters que serían 28 los mineros, según la información suministrada por los familiares de las presuntas víctimas, los que permanecen desaparecidos desde el viernes, cuando se dirigieron a la mina Atenas.

"Es ilógico, es irracional, la afirmación del gobernador al declarar que aquí no ha pasado nada. El hecho de que no hayan aparecido los cadáveres no significa que no haya pasado nada porque hay dolientes, hay hermanas, hermanos, madres llorando, desesperadas", dijo Chancellor en entrevista telefónica.

El alcalde agregó que, según testimonios de los sobrevivientes, los mineros fueron baleados o ajusticiados en la mina Atenas, y luego sus cuerpos llevados a otra mina, conocida como Hoja de Lata.

El diario El Nacional reproduce declaraciones del director de radio Bonche, Juan José Coello, cuyo hijo habría muerto por disparos del Sebin, el Servicio Bolivariano de Inteligencia: "Supimos por un amigo que acompañaba a mi hijo que cuando llegaron a la alcabala el Topo -jefe criminal- junto a los funcionarios los bajaron de la moto en la que se trasladaban, y mi hijo se asustó. Intentó huir y un funcionario del Sebin le disparó. El muchacho que lo acompañaba trató de ayudarlo, pero mi hijo no resistió y murió en los brazos de su amigo. Recibió múltiples disparos en el pecho y abdomen", aseguró.

Reuters

7 de Marzo 2016