Alemania: Desmienten hallazgo de explosivos cerca de estadio evacuado

El amistoso entre Alemania y Holanda ha sido suspendido apenas una hora y media antes de su inicio tras encontrar la policía un objeto sospechoso cerca del estadio, el HDI Arena de Hannover, escenario del amistoso, ha sido evacuado por la Policía tras confirmarse la suspensión del encuentro.

Reportes de medios locales indican que encontraron una ambulancia llena de explosivos frente al estadio, pero poco tiempo despues fue desmentido por las autoridades que dijeron no han encontrado ningún explosivo en el lugar, ni tampoco han detenido a nadie.

La Policía de Hannover ha negado la información difundida por algunos medios sobre el hallazgo de un vehículo con explosivos cerca del estadio en Hannover, donde se iba a realizar el partido de fútbol entre Alemania y los Países Bajos.

"No se ha encontrado ningún vehículo y no ha habido ninguna detención. La investigación continúa", ha declarado el ministro Boris Pistorius en una conferencia de prensa.

Lo que se informo anteriormente.

El diario local 'Kreiszeitung' ha informado de que la Policía ha encontrado una ambulancia cargada con explosivos justo enfrente del estadio y que había un «alborotador» conocido por las fuerzas de seguridad alemanas.

Se trata de un camión bomba disimulado, cuyo objetivo era estallar durante el encuentro.

El jefe de la Policía de Hannover, Volker Kluwe, aseguró que recibieron una amenaza de ataque concreta:"Recibimos una nota grave esta tarde sobre un ataque con bombas que estaba previsto para hoy en el estadio".

«Por favor, el partido ha sido cancelado. Pueden volver rápidamente, pero sin pánico, a sus casas». Este es el mensaje con el que se avisaba a los espectadores, un mensaje que la propia Policía publicaba también en su cuenta de Twitter.

La aparición de un paquete sospechoso dentro de las instalaciones del estadio ha provocado la decisión. Con posterioridad, Después, la policía confirmó que se había recibido una amenaza real de bomba.

La canciller federal de Alemania, Angela Merkel, había anunciado que acudiría al encuentro junto con parte de su gabinete, según había declarado al diario alemán Bild el vicecanciller y ministro de Economía, Sigmar Gabriel. "Ahora es cuando no debemos echarnos atrás".

Tanto la selección alemana como la holandesa habían salido de sus respectivos hoteles de concentración en dirección al estadio, aunque no habían llegado a entrar en las instalaciones.

Wolker Kluwe, jefe de Policía de Hannover, aseguró que había indicios concretos de un posible ataque terrorista. En declaraciones a la televisión pública ARD, Kluwe aseguró que tras detectar el peligro, como las puertas del estadio llevaban sólo 20 minutos abiertas, decidieron no dejar entrar a nadie más y evacuar a los aficionados que ya habían entrado, una acción que transcurrió sin incidentes.

Estaba previsto que a este partido amistoso acudiese la canciller alemana, Angela Merkel, y buena parte de su gobierno.

Tanto la selección alemana como la holandesa ya habían salido de sus respectivos hoteles de concentración en dirección al estadio, aunque no han llegado a entrar en las instalaciones.

El alcalde de Hannover, Stefan Schostok, aseguró al Servicio de Información Deportiva: «La seguridad es prioritaria. Confío en la policía, que aquí ha tomado la decisión correcta. Cuando hay una situación de peligro, entonces deben darse estos pasos».

También se ha desalojado el otro estadio de la ciudad de Hannover, el TUI Arena, a punto de albergar un concierto del grupo Söhne Mannheims.

17 de Noviembre 2015