Ante el protagonismo de Putin, EEUU le pide a los aliados hacer mas para combatir al ISIS

Estados Unidos pidió hoy a los 65 países miembros de la coalición contra el Estado Islámico (EI), entre ellos España, "hacer más" para presionar al grupo yihadista, dentro de una estrategia que se ha bifurcado en dos frentes tras los ataques en París: el dedicado a Irak y Siria y el global.

El vicepresidente estadounidense, Joseph Biden, encabezó una sesión plenaria en el Departamento de Estado a la que asistieron representantes de las embajadas en EE.UU. de los 65 países miembros de la coalición.

La reunión tuvo como objetivo "revisar los avances hechos y conversar sobre cómo se pueden redoblar y ampliar los esfuerzos como coalición", explicó el Departamento de Estado en un comunicado tras la sesión.

Biden "confirmó el compromiso inquebrantable de Estados Unidos para trabajar con los aliados de la coalición para degradar y destruir esta amenaza terrorista sin precedentes", añadió.

El encargado especial de EE.UU. para la coalición, Brett McGurk, informó durante la sesión sobre el estado de la campaña contra los yihadistas en Irak y Siria.

McGurk "enfatizó que, aunque seguiremos aumentando la presión contra el EI en su núcleo, tenemos que hacer más como coalición para coordinar nuestros esfuerzos y presionar al EI a lo largo de su red global", según el comunicado.

Un portavoz del Departamento de Estado, Mark Toner, reconoció hoy que puede hablarse ahora de dos frentes en la estrategia contra el EI, uno dedicado a combatir el núcleo de los yihadistas en Irak y Siria, y otro destinado a desactivar células terroristas y frustrar los esfuerzos de las filiales del grupo en todo el mundo.

"Tenemos que poder hacer ambas cosas", afirmó Toner en su conferencia de prensa diaria.

"Hemos hecho avances a la hora de reducir el territorio que controlan en Irak y Siria, pero el EI está cumpliendo sus intenciones de llevar a cabo ataques en el corazón de Europa, y ha amenazado a Estados Unidos. Necesitamos vigilarlos las 24 horas e intentar impedir esos ataques antes de que ocurran", agregó Toner.

En el encuentro, varios funcionarios de países miembros de la coalición hablaron sobre sus propios esfuerzos.

En concreto, intervinieron el ministro de Exteriores de Baréin, Jaled bin Ahmed al Jalifa, y "diplomáticos de alto rango de Francia, Irak, Italia, Líbano y Turquía", puntualizó el comunicado.

Los esfuerzos de la coalición van desde los ataques aéreos en Irak y Siria, en los que no participan todos los países miembros, hasta "la mejora de la ayuda humanitaria" en esa región, pasando por el intercambio de información de inteligencia "para contrarrestar el flujo de combatientes extranjeros y cortar los ingresos del EI".

"Cada miembro de la coalición está decidido a afrontar esta amenaza frontalmente y comportarnos como uno solo contra ella. La coalición está unida en su determinación de acabar con el flagelo que el EI ha traído a la región y a la comunidad global", indicó el comunicado sobre la reunión, la quinta plenaria de la coalición que organiza el Departamento de Estado. EFE

24 de Noviembre 2015