Argentina cesara convenio con el canal Chavista Telesur

El Gobierno de Argentina inició el trámite para dejar de participar como accionista en la cadena de televisión Telesur, que emite su señal desde Venezuela, informaron hoy fuentes oficiales.

El Estado argentino es propietario del 16% de las acciones de La Nueva Televisión del Sur, sociedad dueña de Telesur y en la que también son accionistas los Estados de Venezuela, Cuba, Ecuador, Bolivia, Nicaragua y Uruguay.

La decisión de abandonar la cadena, que inició su trabajo en 2005, fue adoptada por el ministro de Medios y Contenidos Públicos de Argentina, Hernán Lombardi, y el secretario de Comunicación Pública, Jorge Grecco.

"Nuestro país no tenía ninguna injerencia en los contenidos de la señal ni en su gerenciamiento. Esta determinación va en línea con lo que nos hemos propuesto para los medios públicos en términos de pluralismo y austeridad", explicó Lombardi en declaraciones publicadas hoy por el diario La Nación, de Buenos Aires.

Con el lema, "nuestro norte es el sur", la señal -lanzada por el fallecido Hugo Chávez en 2005- nació con el objetivo de ser una voz alternativa al flujo informativo "hegemónico" y "neoliberal" pero de inmediato se convirtió en vocera de los los gobiernos del bloque bolivariano que la financiaron, entre ellos los de Néstor Kirchner y su esposa Cristina Fernández.

La emisión dejará además de ser de inclusión obligatoria en las grillas de todos los cable operadores del país, algo que había sido dictado el 9 de septiembre de 2010 por la hoy disuelta Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca).

El canal había nacido con un barniz de prestigio internacional a partir de la creación de un consejo consultivo que ayudaría en la definición de "la agenda noticiosa".

Dicho consejo inicial estuvo integrado por el premio nobel de la paz Adolfo Pérez Esquivel, el ex sacerdote de la Teología de la Liberación y líder sandinista Ernesto Cardenal, el recientemente fallecido escritor uruguayo Eduardo Galeano, el escritor pakistaní Tariq Ali, el redactor jefe de Le Monde diplomatique e historiador Ignacio Ramonet, el actor y activista estadounidense Danny Glover y el pionero del software libre Richard Stallman.

Este último abandonó en 2011 dicho consejo acusando a la señal de haberse convertido en"un aburrido canal de propaganda" por su defensa del derrocado régimen de Muamar Gadafi en Libia.

En la misma línea, la señal fue la expresión de la alianza de Venezuela con el régimen iraní de Mahmud Ahmadineyad y con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Una vez notificada la intención de dar por terminado el convenio, la desvinculación se hace efectiva seis meses después, según explicaron las autoridades argentinas.

Agencias

27 de Marzo 2016