La tormenta tropical Néstor impacta la Florida

Asesino de niña en Colombia consumía cocaína, fue enviado a prisión

Rafael Uribe Noguera, acusado del secuestro, violación, tortura y asesinato de la niña indígena Yuliana Andrea Samboni, de siete años, consumió cocaína, opiáceos y bebidas alcohólicas, indicó el miércoles una fuente oficial.

“Los estudios positivos indicaban que había consumido cocaína y opiáceos”, explicó el gerente de la Clínica Navarra de Bogotá, Jorge Murcia, a la emisora Blu Radio.

La niña desapareció el pasado domingo en horas de la mañana de un área popular de Bogotá de donde fue aparentemente secuestrada por Uribe Noguera en un vehículo de su propiedad.

Horas más tarde fue hallada sin vida en un apartamento de propiedad del sindicado, en el exclusivo barrio Nueva Granada, en el sector de Chapinero, con aparentes signos de violencia sexual.

El presunto violador y asesino de una niña de siete años, cuyo homicidio estremece a Colombia, fue enviado a prisión preventiva mientras se desarrolla el juicio en su contra, informó este miércoles la Fiscalía.

En una audiencia que comenzó en la noche del martes y terminó en la madrugada de este miércoles, el juez a cargo del caso ordenó prisión preventiva contra el arquitecto Rafael Uribe Noguera, de 38 años, mientras se realiza el juicio en su contra por el rapto, violación y asesinato de la niña Yuliana Samboní, confirmó la Fiscalía a la AFP.

La Policía dijo entonces que el principal sospechoso del crimen era el arquitecto, de 38 años, quien el mismo domingo fue recluido en la Clínica Navarra, situada en el norte de Bogotá, “bajo una crisis”.

De acuerdo con el doctor Murcia, al ingresar en el centro asistencial el sospechoso confesó haber consumido “perico”, como se conoce a un alcaloide derivado de la cocaína.

Además, agregó el galeno, fue la familia del paciente la que solicitó el apoyo de la policía.

Por su parte, la emisora Caracol Radio tuvo acceso al informe médico (triage) de Rafael Uribe Noguera al ingresar a la sección de urgencias de la Clínica.

En el reporte se indica que el paciente fue remitido en ambulancia desde la Clínica Monserrat, a donde inicialmente fue conducido.

El informe precisa además que Uribe Noguera consumió tres bolsas del alcaloide “perico” y una botella y media de la bebida alcohólica conocida como aguardiente.

El presunto asesino de la niña fue trasladado anoche fuertemente escoltado en una tanqueta policial desde la clínica donde estaba ingresado a los juzgados para tomarle declaración debido a los tumultos generados en la zona por ciudadanos que reclamaban justicia.

Se espera que hoy Uribe Noguera sea recluido en la cárcel La Modelo de la capital colombiana.


EFE y AFP

7 de Diciembre 2016