Corea del Norte suspende ensayos nucleares y de misiles, el mundo reacciona

Seria preocupación tras el ciberataque contra EEUU, el peor en la ultima década

El grupo New World Hackers se declaró responsable del golpe al servicio de internet en la costa este de los EEUU, que afectó al resto del mundo, lo hicieron para probar la respuesta y capacidad de EEUU yval mismo tiempo calibrar el poder de este grupo.

EEUU no ha confirmado si el ataque es atribuido a este grupo.

El proveedor Dyn sufre por estas horas uno de los mayores ataques hackers del que se tenga registro, provocando un verdadero caos en Internet. Sitios de noticias y redes sociales se ven afectados desde horas tempranas, mientras los ingenieros de esa empresa intentan determinar el origen del sabotaje digital.

Varios sitios web, entre los cuales figuran Amazon, Twitter, Spotify, Netflix, Paypal, CNN y Reddit, Infobae, Boston Globe o The New York Times, se vieron afectados este viernes durante dos horas en Estados Unidos por un ataque informático contra un proveedor de internet, informó la empresa.

El ataque comenzó hacia las 11H00 GMT y “afecta principalmente a la costa Este de Estados Unidos”, indicó la sociedad Dyn en su sitio.

Los sitios de Airbnb, del New York Times y Vox medias también se vieron perturbados en sus servicios.

Tres horas antes, habían anunciado que los servicios habían sido restaurados. Pero no fue así.

Wikileaks en un post en Internet alerto que Assange esta vivo, y le pedía a sus seguidores que detuvieran el ataque masivo a la Internet en Estados Unidos.

La Administración Obama cree que la nueva ofensiva cibernética, que tacha de «ataque criminal», está coordinada y planificada a escala mundial, con el objetivo de menoscabar los intereses de Estados Unidos y sus grandes compañías. Aunque no es el primero de estas características, su impacto sí ha sido superior al de ocasiones anteriores.

Técnicamente, los hackers utilizan equipos de zombis pirateados que inutilizan el servidor a base de sobrecargas de visitantes o bloqueando sus recursos hasta que se agotan. A partir de ese momento, los usuarios no pueden acceder a los sitios, al no conseguir que carguen adecuadamente.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, confirmó que el Departamento de Seguridad Nacional está "monitoreando la situación" e investigará en profundidad estos ataques. Por el momento nadie se ha atribuido la responsabilidad.

Al menos se ha registrado tres oleadas de ataques cibernetico que ya afectan también a la costa oeste del Estados Unidos.

El ataque comenzó hacia las 11:00 GMT y "afectó principalmente la costa este de los Estados Unidos", indicó la empresa Dyn en su sitio. Pero cinco horas después, los problemas renacieron. Según los primeros reportes, usuarios de Asia y Europa no se vieron sacudidos por el sabotaje.

La compañía Dyn explicó en su perfil de Twitter -hackeado y con problemas de conexión en diversas partes del mundo-: "Continuamos mitigando el ataque contra nuestra red Managed DNS".

Según el sitio especializado TechCrunch, el ataque cibernético estaba principalmente localizado sobre la costa este de Estados Unidos. Los usuarios en Europa y en Asia no parecían “haber encontrado los mismos problemas”, indicó uno de sus blogs.

Expertos ha indicado que el ciberataque no es producto de improvisados, sino que detrás del sabotaje debe haber reunido "un ejército de hackers".

La polémica ha llegado a acaparar la campaña electoral estadounidense, al difundir el sitio web Wikileaks el contenido de miles de correos electrónicos sustraídos de los ordenadores demócratas, entre ellos de Hillary Clinton y de su director de campaña, John Podesta. Según denuncia la Administración Obama, existe una campaña coordinada entre Putin y Wikileaks para intentar que Trump gane la elección.

Agencias

21 de Octubre 2016