Ataque de Maduro a alcalde opositor por viajar a Miami a tratar a su hijo con Leucemia

La sorna en contra de sus adversarios que ha teñido el discurso del presidente venezolano Nicolás Maduro, experimentó su climax este martes cuando, en medio de un acto político en Caracas, llamó “parásito” y “vago” al alcalde opositor Carlos Ocariz que dirige el municipio que visitaba.

Maduro dijo haber recibido sugerencias de no mencionar al alcalde Ocariz, prefirió- así también lo aclaró en público- no quedarse callado y se dispuso a cuestionar los continuos viajes del burgomaestre a Estados Unidos. "Vive más tiempo en su mansión en Miami que en Caracas”, objetó con aparentes fines electorales cuando faltan apenas cinco días para los comicios parlamentarios.

Lo que el Presidente venezolano no dijo - y que conocía por boca del vicepresidente Jorge Arreaza, ministros y concejales chavistas del municipio Sucre- es que el alcalde Ocariz tiene una razón de peso para viajar, con permiso previo de la municipalidad, al exterior: la enfermedad de su hijo que es Leucemia .

Por su parte, Carlos Ocariz que siempre ha sido comedido en sus reacciones, no tardó en desmentir la versión que Maduro dio a su ausencia y emitió un comunicado enmarcado con la palabra #indignación, que retumbó en las redes sociales.

En el texto Ocariz aclara que no posee propiedades en Miami y que "lastimosamente las veces que he salido del país han sido para internarme en un hospital, día y noche, ya que mi hijo de 12 años tiene leucemia".

El alcalde que gobierna una zona que fue considerada por mucho tiempo como un bastión chavista, confesó haber sentido "estupor" al enterarse la manipulación con fines electorales que Maduro estaba dando a su ausencia, por eso no dudó en exhortarlo a "no perder las perspectivas humanas" y dijo que esperaba que él "nunca en su vida le toque vivir una situación semejante".

Diario las Americas

3 de Diciembre 2015