Corea del Norte suspende ensayos nucleares y de misiles, el mundo reacciona

Ataques contra diplomáticos de Canadá en Cuba son un misterio, tuvieron hemorragia nasales, entre otro síntomas

La Policía Montada de Canadá investiga las posibles causas de las dolencias que ocho canadienses destacados en Cuba sufrieron en 2017 y que han sido calificados como “ataques sónicos” por algunos medios, pero hasta ahora el origen es un misterio.

Funcionarios canadienses ofrecieron el miércoles la primera información oficial sobre los incidentes que también han afectado a personal diplomático estadounidense destinado en la capital cubana.

Según la información proporcionada, un total de 27 canadienses destinados en Cuba han sido examinados después de que varios de ellos sufrieran diferentes dolencias inexplicadas.

De estos 27 individuos, entre personal diplomático y sus familias, ocho necesitaron atención sanitaria por síntomas como mareos, dolores de cabeza y hemorragias nasales.

Las autoridades canadienses también explicaron que hasta el momento, las familias de tres diplomáticos destacados en La Habana han regresado a Canadá, dos de ellos tras sufrir síntomas, pero que los niveles de personal diplomático canadiense en la capital no han cambiado.

Canadá no ha llegado a ninguna conclusión sobre lo que ha causado síntomas de salud inusuales a parte de su personal y familias en la embajada de ese país en Cuba, dijo el miércoles un funcionario del gobierno canadiense.

La información llega un día después que una audiencia en el Senado en Washington abordó temas relacionados con incidentes similares ocurridos a 24 diplomáticos estadounidenses en la isla, un hecho que incrementó el distanciamiento reciente entre La Habana y Washington.

El Departamento de Estado de Estados Unidos dijo el martes que los investigadores están analizando una serie de teorías para explicar qué pudo haber enfermado a sus diplomáticos y familiares basados en La Habana.

El pasado 30 de septiembre Adam Austen, un portavoz de la canciller Chrystia Freeland, afirmó que "algunos miembros" de su personal diplomático y sus familiares "comenzaron a experimentar síntomas inusuales en marzo de 2017, incluyendo dolor de oídos, mareos y dolores de cabeza".

"Todo el personal que experimentó síntomas se sometió a pruebas en Canadá y los Estados Unidos y la causa de los síntomas sigue siendo desconocido. Hemos estado trabajando en estrecha colaboración con las autoridades cubanas para determinar la causa", señaló Austen en aquella ocasión.

Al menos cinco canadienses y 24 estadounidenses destacados en las delegaciones diplomáticas de sus países en La Habana sufrieron el año pasado problemas de salud, desde dolores de cabeza a pérdida auditiva, problemas de visión y pérdida de memoria.

Aunque las autoridades estadounidenses han investigado desde hace meses las posibles causas de estos incidentes, que han sido atribuidos por algunos medios a algún tipo de aparato sonoro, Washington no ha podido determinar ni el origen ni el causante de los problemas de salud de su personal.

Reuters y EFE

EFE

10 de Enero 2017