Atleta abandona competencia en los Olímpicos para proteger la salud de su caballo

La holandesa Adelinde Cornelissen de 39 años, prefirió retirarse de la competencia de equitación de los Juegos Olímpicos para proteger a su caballo, al que ella describe como su amigo de toda la vida.

Antes de comenzar a competir el caballo presento problemas de salud, pero después mejoro y Adelinde se dispuso a competir, pero segundos antes notó que su caballo, Parzival, presentaba un aumento de temperatura, rápidamente determino saltar a la arena para saludar al público y retirarse de la competencia para proteger al animal.

"Con tal de protegerlo, decidí renunciar. Mi compañero, mi amigo, el caballo que lo ha dado todo por mí toda su vida no se merece que lo ponga en peligro…" escribió en su Facebook.

La atleta había ganado una medalla de bronce y otra de plata en Londres en el 2012.

Cornelissen reporto en la red social que hace unos días había decidido no competir después que la salud de su caballo presento problemas, pero una posterior revisión médica determino que el animal había mejorado y estaba listo para competir.

Pero ya sobre el terreno y listo a comenzar la carrera su temperatura corporal volvió a subir y Adelinde decidió dejarlo todo por la salud de su caballo.

"La conclusión fue que el caballo había sido mordido por un insecto, araña o algún tipo de animal que produce sustancias tóxicas", contó en Facebook.

"Estoy feliz. Parzi es feliz y en forma otra vez", escribió la deportista que destaco que su animal está listo para competir de nuevo, ella agradeció a todos los que se preocuparon por la salud de Parziva.

15 de Agosto 2016