Balseros cubanos del Faro no pueden permanecer en EEUU, fallo de un juez

Un juez federal dictaminó hoy en Miami que el grupo de 21 balseros cubanos que se subió a un faro en aguas de Florida será repatriado a su país de origen al aceptar que la torre no puede considerarse territorio estadounidense.

El fallo del magistrado señaló que el grupo de inmigrantes cubanos que llegó el pasado 20 de mayo al faro American Shoal, cerca de cayo Sugarloaf, en el extremo sur de Florida, no podrá acogerse a la política "pies secos/pies mojados" y será repatriado a Cuba.

Según la política "pies secos/pies mojados", los cubanos que tocan territorio en Estados Unidos se pueden quedar en el país, pero aquellos que son interceptados en el mar antes de alcanzar la costa son deportados a la isla caribeña.

Después de un desafío de ocho horas a las autoridades estadounidenses en el citado faro, de 136 años y 109 pies de altura, los 21 inmigrantes cubanos se entregaron y quedaron bajo custodia de la Guardia Costera estadounidense en una embarcación, a expensas de la decisión del juez encargado del caso.

Los abogados de los balseros argumentaron en su defensa que el faro debía considerarse tierra firme y que se permitiera al grupo acogerse a la política de "pies secos/pies mojados", pero el juez desechó ese argumento.

La Fiscalía, por su parte, indicó que los inmigrantes no habían alcanzado territorio estadounidense porque el faro no calificaba como territorio estadounidense bajo la citada ley.

Los 21 balseros habían trepado a lo alto del faro, situado a 11 kilómetros (6,8 millas) de la costa de Florida tras llegar a la estructura metálica en una precaria embarcación.

EFE

28 de Junio 2016