Balseros cubanos se bajan de faro en los cayos de la Florida

Diecinueve inmigrantes cubanos se bajaron esta tarde de un faro al que se habían trepado horas antes tras ser interceptados por la Guardia Costera, que los detectó en las aguas de los Cayos de Florida cuando intentaban llegar a la costa estadounidense en una embarcación.

Los inmigrantes permanecieron unas siete horas en el faro American Shoal Light, al este de los cayos Saddlebunch, a unos 11 kilómetros de Cayo Hueso, temerosos de la situación migratoria que pudieran enfrentar.

Tras la entrega de los inmigrantes a la Guardia Costera, las autoridades analizarán si estos cubanos se podrán acoger a la política de "pies secos/pies mojados" de la Ley de Ajuste Cubano de 1966.

Esta directriz establece que los cubanos que tocan territorio en EE.UU. se pueden quedar en el país, pero aquellos que son interceptados en el mar antes de alcanzar la costa son deportados a la isla.

Tras el incidente, las autoridades determinaron que se trataba de 21 inmigrantes cubanos, de los cuales 19 se treparon al faro, una torre de hierro de más de 32 metros de altura instada en medio del mar en 1880.

El restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y EE.UU., concretado en julio pasado con la reapertura de embajadas, ha suscitado el temor a que se eliminen las ventajas migratorias a los cubanos y, según expertos en inmigración, ello ha propiciado un nuevo éxodo de la isla.

EFE

20 de Mayo 2016