Ya tenemos la primera tormenta tropical, se llama Alberto

Barack Obama traicionó a Israel, Netanyahu lo culpa por resolución en la ONU

La resolución adoptada el viernes en la ONU contra la colonización israelí es "sesgada y vergonzosa" declaró el sábado el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, en su primera reacción tras la votación.

La decisión que fue tomada es sesgada y vergonzosa, pero lo superaremos (...). Necesitará tiempo pero esta decisión será anulada" declaró Netanyahu en una ceremonia retransmitida en la televisión israelí.

Esa resolución es "un golpe anti-israelí vergonzoso" del cual hay que achacar la culpa "al gobierno Obama", explicó, en alusión al presidente actual estadounidense.


El compromiso estadounidense, desde la época del presidente Jimmy Carter, era que "no se dictaban los términos de la paz en Israel en el Consejo de Seguridad de la ONU", aseguró.

Netanyahu dijo que había dado instrucciones al ministerio de Relaciones Exteriores para que revise en un mes "todos los compromisos de Israel con la ONU, incluida la financiación por parte de Israel de organismos de Naciones Unidas y la presencia en Israel de representantes de la ONU".

El mandatario precisó que ya dio órdenes de reducir en 30 millones de shekels (unos 7,5 millones de euros) la financiación de cinco organismos de la ONU "particularmente hostiles" a Israel.

Netanyahu emitió sus declaraciones un día después de que Estados Unidos rompiera con una política de mucho tiempo y permitiera al Consejo de Seguridad de la ONU que condenara los asentamientos israelíes en Cisjordania y Jerusalén oriental como una "flagrante violación" al derecho internacional.

Aunque Estados Unidos se ha opuesto a la creación de colonias israelíes en esos territorios ha utilizado de manera habitual su poder de veto como miembro permanente del Consejo de Seguridad para bloquear cualquier resolución de condena contra Israel con el argumento de que las disputas entre ese país y los palestinos deben ser resueltas por la vía de las negociaciones.

La resolución, aunque es principalmente simbólica, podría socavar la postura negociadora de Israel en futuras conversaciones de paz.

Netanyahu señaló que la abstención de Estados Unidos "contrastó absolutamente" con los compromisos de ese país, incluido uno que Obama hizo en 2011 de no imponer a Israel condiciones para un acuerdo definitivo en el Consejo de Seguridad. "El gobierno del presidente Barack Obama perpetró una vergonzosa emboscada contra Israel en Naciones Unidas", señaló Netanhayu.

Estados Unidos y gran parte de la comunidad internacional consideran la construcción de asentamientos judíos en Cisjordania y Jerusalén oriental un obstáculo para la paz. Netanyahu rechaza esas aseveraciones y atribuye el fracaso de los esfuerzos de paz a lo que describe como la negativa de los palestinos a reconocer la identidad judía de Israel.

La abstención de Estados Unidos en la votación constituye uno de los mayores rechazos de Washington a su aliado de mucho tiempo en la memoria reciente y el último capítulo de las gélidas relaciones entre Netanyahu y Obama en los últimos ocho años.

Por su parte, los palestinos celebraron la resolución de Naciones Unidas.

Netanyahu la describió como "distorsionada" y afirmó que Israel habrá de superarla.

El primer ministro dijo que ha conversado con personalidades políticas estadounidenses, tanto demócratas como republicanas, que se comprometieron a impugnar esa decisión, incluido a quien señaló como el "amigo" de Israel en el próximo gobierno.

"La decisión adoptada ayer en Naciones Unidas fue parte del canto del cisne del viejo mundo en su animadversión contra Israel", declaró Netanyahu.

"Estamos ingresando en una nueva era y como lo dijo ayer el presidente electo Trump, esto va a suceder mucho más rápido de lo que se cree. En esta nueva era tienen que pagar un precio muy alto quienes pretenden dañar a Israel", agregó.

AFP y AP

25 de Diciembre 2016