Corea del Norte suspende ensayos nucleares y de misiles, el mundo reacciona

Casa Blanca condena despreciables amenazas contra Centros Judíos en EEUU

El presidente Donald Trump afirmó que el antisemitismo es algo "horrible" que "tiene que cesar", al condenar las recientes amenazas contra centros judíos de todo el país.

Trump habló al respecto en declaraciones a la cadena MSNBC durante un recorrido por el Museo de Historia y Cultura Afroamericana, y después en una breve comparecencia ante la prensa en la que dijo que esas amenazas antisemitas son "dolorosas" y un recordatorio de todo el trabajo pendiente para "erradicar el odio".

El presidente recibió críticas por no haber condenado de manera explícita el antisemitismo en varias comparecencias públicas ni en un comunicado conmemorativo emitido sobre el Holocausto nazi.

Más de 10 centros de la comunidad judía en varias ciudades de Estados Unidos fueron blanco de amenazas de bomba este lunes, que condujeron a evacuaciones, según reportaron organismos judíos y las autoridades.

Estas nuevas amenazas, que se realizaron en 11 diferentes establecimientos, suben a 69 el número de incidentes de este tipo en lo que va del año contra los establecimientos de la comunidad judía, presentes en 27 estados del país, indicó el JCC Association of North America.

"Las amenazas antisemitas contra los centros judíos son horribles y dolorosos", expresó este martes el presidente Donald Trump. El FBI y el Departamento de Justicia investigan estos incidentes. "El antisemitismo es horrible y debe parar", agregó.

Todas las amenazas de bomba de este lunes, al igual que las recibidas el 9, 18 y 31 de enero, resultaron ser falsas y los centros judíos afectados retomaron sus actividades, indicó la institución.

A su vez, la hija del presidente, Ivanka Trump, convertida al judaísmo antes de casarse con su pareja, también denunció las amenazas. "Estados Unidos es una nación basada en el principio de la tolerancia religiosa. Debemos proteger nuestras casas de culto y centros religiosos", escribió el lunes en Twitter.

De su lado, los medios locales reportaron que más de un centenar de lápidas fueron vandalizadas en un cementerio judío en la localidad de St. Louis, del estado Missouri.

"En la última semana, personas desconocidas derribaron múltiples lápidas en el cementerio", dijo la policía de la universidad City en un comunicado.


El domingo, el líder judío estadounidense Malcom Hoenlein había exhortado el domingo al presidente Trump a expresarse en contra del antisemitismo en vista de la reciente ola de incidentes antisemitas. "Creo que el presidente establece un tono para la población nacional", dijo el vicepresidente ejecutivo de la Conferencia de Presidentes de Organizaciones de Judíos de Estados Unidos.

A su vez, este martes también se manifestó Hillary Clinton, ex rival de Trump en las elecciones, quien calificó de problemática la situación y aseguró: "Todos deben manifestarse, comenzando por el Presidente".

El centro Southern Poverty Law Center, que monitoriza el extremismo, dijo en un reciente informe que el número de grupos que incitan al odio está aumentando y alcanza niveles casi históricos, lo cual está vinculado al surgimiento de un "populismo de derecha" durante la campaña presidencial.

La JCC Association of North America indicó que "no se acobardará por amenazas que buscan alterar la vida de las personas o el papel vital de los centros de la comunidad judía como puntos de encuentro, escuelas", entre otros.

Agencias

21 de Febrero 2017