Chicago: Despiden a Jefe de Policía tras muerte de joven negro

El alcalde Rahm Emanuel despidió el martes al superintendente de policía de la ciudad, una semana después de la difusión del video de una cámara policial que muestra cómo un policía blanco de Chicago mata a un adolescente negro de 16 balazos.

Emanuel convocó a una conferencia de prensa para anunciar el despido de Garry McCarthy. El alcalde elogió la dirección que había impreso McCarthy al cuerpo policial pero admitió que la confianza pública en la policía se había erosionado. "Este es el momento para un nuevo liderazgo", afirmó.

Numerosos manifestantes habían reclamado el despido de McCarthy en respuesta a la reacción policial tras la muerte de Laquan McDonald, de 17 años, en octubre del 2014. Algunos concejales, particularmente del grupo de gente de color, también habían pedido la renuncia del superintendente aduciendo la tasa de delitos en la ciudad y cuestionando la transparencia del departamento de policía.

La municipalidad difundió el video de la muerte del joven solo después que un juez ordenó que se hiciera público. La difusión provocó varios días de protestas mayormente pacíficas. El policía Jason Van Dyke ha sido acusado de asesinato en primer grado.

"Todo caso de fuerza excesiva o abuso de autoridad socava toda la fuerza y la confianza que debemos inspirar en toda comunidad en la ciudad", afirmó el alcalde. Los agentes policiales solo son efectivos "si cuentan con la confianza de todos en Chicago, sean quienes fueran y vivan donde vivan en la ciudad".

Emanuel presentó a McCarthy como su elegido para conducir el departamento en mayo del 2011 en reemplazo del exagente del FBI Jody Weis, que no era popular entre muchos agentes.

El concejal Howard Brookins Jr., miembro del grupo de gente de color, dijo que apreciaba la disposición del alcalde para cambiar de rumbo.

Emanuel, que también anunció una fuerza de tareas recientemente creada sobre responsabilización policial, dijo que el jefe de detectives John Escalante dirigirá el departamento de policía hasta que se designe un superintendente.

El alcalde dijo que desea que el nuevo ejecutivo garantice la seguridad pública y restablezca la confianza entre la policía y la comunidad.

McCarthy ascendió en las filas del departamento de policía de la ciudad de Nueva York y era director policial en Newark, Nueva Jersey, cuando fue contratado en Chicago.

Van Dyke salió de la cárcel el lunes después de abonar los 150.000 dólares requeridos de su fianza por un millón y medio.

AP

1 de Diciembre 2015