Si Irán hace algo, ellos serán golpeados como nunca antes

Trump dice que China envía al ejercito a la frontera con Hong Kong

La página oficial de la televisión estatal de China CGTN publicó un vídeo donde se observa a efectivos de la Policía Armada Popular (PAPF), cuerpo policial paramilitar, desplazándose en Shenzhen, ciudad ubicada en la frontera con Hong Kong.

El presidente Donald Trump, dijo este martes que Pekín está desplegando efectivos militares en la zona fronteriza con la región administrativa especial de Hong Kong.

Nuestra Inteligencia nos ha informado de que el Gobierno chino está trasladando tropas a la frontera con Hong Kong", al tiempo que pidió a todo el mundo estar tranquilo y seguro, publico en su cuenta de Twitter.

Trump destaco que la situación en Hong Kong es muy difícil, aunque afirmó estar seguro de que se solucionará por el bien de las partes implicadas, "incluida China". Trump desea que nadie muera ni salga herido.

El vídeo publicado por los medios oficiales de China, con música épica, muestra a tanquetas y otros vehículos militares transitando por una autopista mientras recuerda que las leyes chinas estipulan que la PAPF "debe participar en la respuesta a revueltas, disturbios, graves delitos violentos, ataques terroristas y otros incidentes que perjudiquen la paz social".

No obstante, la secuencia no hace alusión directa alguna a Hong Kong.

El aeropuerto de Hong Kong suspendió el martes todos los registros de pasajeros debido a nuevas manifestaciones prodemocracia, después del caos generado la víspera por la cancelación de cientos de vuelos que llevó a la jefa del ejecutivo local a denunciar el riesgo de abocar a la ciudad a un "camino sin retorno".

Hong Kong atraviesa su crisis política más grave desde su retrocesión a China en 1997. Desencadenada por el rechazo a un proyecto de ley que autorizaba las extradiciones hacia China, la movilización amplió sus reivindicaciones para denunciar un retroceso en las libertades y una injerencia de China.

Amnistía Internacional (AI) pidió hoy a la policía "contención" para evitar una mayor escalada de la violencia en respuesta al lanzamiento de gas lacrimógeno y balas de goma.

"La policía de Hong Kong utilizó gas lacrimógeno y balas de goma incumpliendo los estándares internacionales porque disparar contra manifestantes que se están retirando (...) Eso va en contra del supuesto objetivo de dispersar a la multitud", asegura el director de AI en Hong Kong, Man-Kei Tam, en un comunicado.

También resalta que los agentes dispararon gas contra los manifestantes "a bocajarro" dentro de una estación de metro, lo que "puede causar lesiones graves e incluso letales".

"La mano dura solo aumentará la tensión y provocará más hostilidades, lo que conducirá a una escalada general de la situación", concluye AI.

A pesar de que la lideresa del Gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, dio por "muerto" el proyecto de extradición a China a principios de mes, los manifestantes no se dieron por satisfechos y han seguido inundando las calles de la ciudad.

Fuente: EFE

13 de agosto