El Amway Center en Orlando está repleto para ver a Trump lanzar su campaña 2020

Cinco policías de Houston fueron atacados a tiros durante redada antinarcóticos, dos están muy grave

Cinco agentes de la policía de Houston fueron baleados mientras realizaban una orden de registro en un hogar donde se creía que se vendía heroína, la noticia ha conmocionado a Texas y los medios la están destacando con grandes titulares.

El jefe de la policía, Art Acevedo, confirmó que dos sospechosos murieron en la escena en el sureste de Houston durante el intercambio de disparos entre los hombres armados y los oficiales. El incidente comenzó alrededor de las 5 de la tarde del lunes.

Dos de los oficiales, de 40 y 54 años, se encuentran actualmente en cirugía y en estado crítico después de ser impactados por los tiros en el cuello, mientras que los otros tres están estables.

Joe Gamaldi, el jefe de la unión policial en Houston, dijo que los oficiales fueron llevados al hospital.

Según múltiples informes locales, el incidente tuvo lugar en un área residencial en el sureste de la ciudad.

KOU-TV informó que la policía de Houston estaba cumpliendo una orden de detención en una residencia cuando los delincuentes abrieron fuego contra los 5 policías.

Medios locales informan que un sospechoso fue muerto en la escena y otros dos sospechosos están encerrados en una casa y estaba fuertemente armados.

Acevedo dijo en una conferencia de prensa que un grupo de 15 oficiales de la unidad de narcóticos y seis oficiales adicionales llegaron a la casa alrededor de las 4:15 pm.

Los investigadores tienen evidencia que la residencia se vendía drogas.

Acevedo dijo que los oficiales se anunciaron como policías de Houston mientras ingresaban a la casa. Cuando abrieron la puerta, los oficiales fueron inmediatamente atacados a tiros por uno o dos sospechosos.

Uno de los sospechosos se escondió en la parte trasera de la casa y volvió a disparar a los oficiales.

Después del tiroteo inicial, se usaron robots para entrar a la residencia y observar la escena.

Al menos dos sospechosos fueron declarados muertos en la escena tras ser alcanzados por disparos de los agentes que devolvieron el fuego tras ser atacados.

Jasmine Castro, que vive cerca, dijo que escuchó cerca de 15 rondas de disparos en el vecindario.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, calificó el tiroteo de horrible ataque contra oficiales de policía.

"El horrible ataque de esta noche contra los oficiales de policía es un recordatorio solemne del servicio y el sacrificio que nuestros valientes hombres y mujeres en la policía hacen todos los días para mantenernos seguros", dijo Abbott.

El alcalde de Houston, Sylvester Turner, pidió oraciones por los varios oficiales heridos.

La tragedia de hoy se asemeja al tiroteo de Dallas 2016 cuando Micah Xavier Johnson embosco y mato a cinco oficiales mientras lesionaba a otros nueve.

Ese tiroteo fue el incidente más letal para las fuerzas de seguridad estadounidenses desde los ataques terroristas del 11 de septiembre.

28 de enero 2018