Cincuenta y ocho años juntos y se van para siempre a la misma hora

George y Ora Lee Rodríguez cumplieron 58 años de casados el pasado 1 de junio y su amor los llevó juntos hasta la eternidad, tras fallecer poco después casi al mismo tiempo y tomados de la mano.

La historia de esta pareja de San Antonio, Texas, está cautivando las redes sociales y acaparando espacios en medios informativos, luego de que trascendiera la forma en que el matrimonio falleció, cuando ambos tenían 78 años de edad.

“Son historias muy inspiradoras, te habla del amor incondicional e infinito que puede tener una persona hacia su esposo o esposa y deja claro que también es posible morir de amor”, manifestó la psicóloga y especialista Alicia Lareu.

Tras casi 6 décadas de haber unido sus vidas, la pareja se conoció cuando eran adolescentes y en sus últimos años ambos habían desarrollado demencia, según señaló una de sus hijas a medios locales.

George debió ser hospitalizado recientemente por una embolia y Ora Lee decidió permanecer a su lado en la misma habitación, cada uno durmiendo en su propia cama de hospital.

George murió menos de una semana después del aniversario de bodas, mientras dormía, rodeado de sus hijas y nietas. Tres horas después, Ora Lee falleció cogida de la mano de su marido, según reporta el canal local KABB.

Para la especialista, quien desarrolla terapias para una vida mas saludable, los lazos afectivos y emocionales que desarrollan algunas personas en ocasiones son tan fuertes que incluso los pueden llevar a morir casi al mismo tiempo.

“No es algo que veamos todos los días y depende mucho de cómo reaccione la persona ante la muerte de un ser querido, no todos viven de la misma manera su duelo”, explicó Lareu, quien reconoció que historias como la de la pareja inspiran y despiertan admiración.

“Todos los seres humanos merecemos y deseamos en nuestro interior que alguien nos ame de esa manera, hasta el final”, manifestó.

Corina Martínez, una de las tres hijas que tuvo el matrimonio, describió la escena final de sus padres como algo difícil de creer y que les deja una gran lección de vida.

“Es algo que solo ves en las películas, yo no imaginaba que nos pudiera suceder a nosotros”, confesó la mujer a medios locales.

Georgia Pérez, otras de las hijas, recordó que su madre solía bromear que ella se “llevaría a su padre por delante el día que muriera o viceversa”, sin pensar que se convertiría en realidad.

EFE

18 de Julio 2016