Inmigrantes dejan de pedir Medicaid por temor a perder residencia legal

Arrestan a 5 mexicanos ilegales por el asesinato a tiros de un policía de California

El jefe de policía de un pequeño condado de California contuvo las lágrimas cuando describió al agente que fue asesinado a tiros como un patriota que luchó duro para servir a su país adoptivo, mientras dijo que el presunto asesino cruzó la frontera ilegalmente y que fue un “cobarde”.

El sospechoso y dos cómplices, todos ilegales mexicanos, fueron arrestados, horas después la novia y el hermano del agresor fueron arrestados también .

El hermano de Ronil Singh, el policía asesinado justo después de Navidad, pronunció un emotivo discurso el viernes cuando las autoridades de California anunciaron que habían arrestado al inmigrante ilegal sospechoso de quitarle la vida.

El hermano del fallecido rompió a llorar antes de acudir al micrófono en una conferencia de prensa cuando la policía informó al público que Gustavo Pérez Arriaga, de 32 años, fue arrestado en Bakersfield , junto a dos cómplices, todos ilegales procedentes de México, que pertenecen a una violenta pandilla.

El sospechoso Arriaga es un ciudadano mexicano que ingresó ilegalmente a los EE. UU. A través de Arizona hace varios años y era parte de una violenta pandilla callejera Los Sureños.

El acusado lo atraparon tratando de huir de regreso a México el viernes, según el Departamento del Sheriff del Condado de Stanislaus.

Los policías también arrestaron el jueves al hermano de Arriaga, Adrián Virgen, de 25 años, y al compañero de trabajo Erik Razo Quiroz, de 32 años, por supuestamente ayudar a Arriaga a escapar de la policía.

Horas después detuvieron a la novia del agresor y su hermano.

"Los tuvimos bajo custodia (el jueves), les pedimos su colaboración y nos mintieron", dijo el Sheriff Christianson en una conferencia de prensa el viernes.

Añadió que también estaban en el país ilegalmente.

Ronal Singh, un migrante de Fiji, fue atacado a disparos luego de detener a un presunto conductor ebrio en Newman, al sureste de San Francisco, alrededor de la 1 de la madrugada del miércoles.

Hubo un tiroteo en el que Singh “trató absolutamente de defenderse”, pero aparentemente no alcanzó al sospechoso, dijo el jueves el jefe de policía del condado de Stanislaus, Adam Christianson, cuya oficina lidera la investigación.


El presidente Donald Trump aprovechó el caso del inmigrante ilegal asesino de policías para renovar su argumento de que Estados Unidos debería levantar un muro en su frontera sur.

Singh había detenido una camioneta gris en el pequeño pueblo a 100 millas al sur de San Francisco, después de darse cuenta de que no tenía placa de matrícula.

Signh disparó para defenderse, dijo Christianson.

Trump también citó un tweet de 2011 del ex presidente Barack Obama, que repetía una línea de su discurso sobre el Estado de la Unión cuando escribió: "Creo firmemente que debemos abordar, de una vez por todas, el tema de la inmigración ilegal".

'¡Estoy totalmente de acuerdo!' Trump agregó el jueves, antes de vincular el asesinato de Singh con el tema candente.

El presidente Trump quiere que el Congreso apruebe 5.000 millones de dólares para un muro fronterizo_ tuiteó el jueves sobre el asesinato de Singh y concluyó con: “Es hora de ser duros con la seguridad fronteriza. ¡A construir el muro!”.

Singh, de 33 años y con un hijo recién nacido, era un “patriota estadounidense”, dijo el jefe. “Vino a Estados Unidos con un solo propósito y fue servir a este país”, agregó Richardson.

A Singh le sobreviven su esposa, Anamika y su hijo de 5 meses.

Agencias

29 de diciembre 2018