México dice que no habrá impunidad, arrestan a narcotraficante rival del El Chapo sospechoso de la masacre de familia mormón

Un presunto narcotraficante mexicano fuertemente armado ha sido arrestado y está bajo investigación por la matanza de nueve estadounidenses. En el momento del arresto tenia en su poder a dos rehenes amordazados.

El sospechoso, identificado solo como Pablo, fue encontrado el martes por la noche en la ciudad de Agua Prieta, justo en la frontera con el estado estadounidense de Arizona, y tenía dos rehenes amordazados y atados dentro de un vehículo, dijo la Agencia de Investigación Criminal de México.

Las autoridades dijeron que el sospechoso también fue encontrado en posesión de cuatro rifles de asalto y municiones, así como varios vehículos grandes, incluido un SUV a prueba de balas.

El canciller de México, Marcelo Ebrard, visito el martes la escena de la masacre que sufrió la familia LeBarón, en el municipio de Bavispe, en el estado de Sonora y dejo claro que no habrá impunidad .

Ebrard aseguró que no habrá impunidad y que el Gobierno mexicano se está ocupando para que haya justicia y se lleve a los responsables ante la justicia.

"México con plena convicción está manifestando su rechazo, su condena a una atrocidad de esta naturaleza, inadmisible, que va en contra de todos los principios y la dignidad humana", dijo a la prensa.

Al menos nueve miembros de una comunidad mormona instalada desde hace varias décadas en el norte de México fueron asesinados este lunes después de ser emboscados por un escuadrón de personas armadas.

De acuerdo al corresponsal de la BBC en México, Will Grant, el ataque se produjo en el límite de los estados de Chihuahua y Sonora y la mayoría de las víctimas fatales serían niños.

Estos pertenecen a la familia LeBarón, cuyos miembros hablaron con los medios locales y señalaron que tres madres viajaban con sus 14 niños desde un asentamiento mormón en la localidad de Bavispe, en el estado de Sonora, hacia otro conocido como La Mora, en el estado de Chihuahua.

La mayoría de las víctimas serían ciudadanos estadounidenses.

Cuando estaban en la mitad del viaje fueron emboscados por un comando armado que de acuerdo a los primeros reportes pertenecería a uno de los cárteles que controla la zona. Aunque no hay confirmación oficial de ello.

“Fue una masacre”, les dijo a varios medios Julián LeBarón, uno de los integrantes de la familia.

Otros miembros del clan LeBarón han señalado que los menores que sobrevivieron a la emboscada habrían sido secuestrados por los atacantes, aunque fueron reportados como desaparecidos.

Lafe Langford Jr., un miembro de la familia, compartió en redes sociales un vídeo del auto calcinado con el siguiente mensaje: "Somos una comunidad de ciudadanos estadounidenses que viven y trabajan entre México y Estados Unidos, mientras estamos bajo el ataque de los carteles".

“Hemos estado pidiendo a las embajadas estadounidenses en México todo el día. Necesitamos que esto sea compartido y el mundo entero pueda presenciar los terribles actos inhumanos y brutales que se han cometido contra nosotros hoy, agregó.

Hasta ahora la información sobre la emboscada no ha sido confirmada por el gobierno nacional, aunque los medios locales informan que se desplegaron fuerzas de la policía y el ejército en la región.

“El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha dicho que ha adoptado una política de no violencia y no confrontación con los poderosos carteles del país, pero sus críticos lo acusan de carecer de una estrategia de seguridad coherente”, indicó el corresponsal de la BBC Will Grant.

"La presión sobre el gobierno está creciendo después de un episodio vergonzoso el mes pasado, cuando la policía en Sinaloa liberó al Ovidio Guzmán López, 'El Ratón', hijo del narcotraficante preso Joaquín Guzmán Loera, 'El Chapo', luego de que sus hombres los superaran", añadió.

El presidente Donald Trump, ofreció este martes ayuda militar al presidente de México para combatir a los cárteles de la droga en su país, después de que se conociera que varios miembros de la familia mormona LeBarón fueron asesinados en el norte de México supuestamente por narcotraficantes.

“Este es el momento para que México, con la ayuda de Estados Unidos, libere la GUERRA a los cárteles de la droga y los borre de la faz de la tierra. ¡Simplemente esperamos una llamada de su gran nuevo presidente!”, señaló Trump en su cuenta de Twitter.

Trump aseguró que si el Gobierno de México solicita ayuda “para limpiar estos monstruos”, Estados Unidos está “listo, dispuesto y capaz de involucrarse y hacer el trabajo de manera rápida y efectiva”.

El presidente hizo esta propuesta después de que varios medios mexicanos informaran este lunes de que nueve miembros de una comunidad mormona instalada desde hace varias décadas en el norte de México fueran asesinados, entre ellos seis niños, después de ser emboscados por un escuadrón de personas armadas.

Según el diario mexicano Reforma, el ataque, cuyas víctimas fueron mayoritariamente niños, seis lesionados, una menor ilesa y otra al parecer desaparecida, tuvo lugar entre los estados de Chihuahua y Sonora.

Las víctimas mortales pertenecían a la familia LeBarón, formada principalmente por ciudadanos estadounidenses, de acuerdo a los medios locales.

“Una familia y amigos maravillosos de Utah quedaron atrapados entre dos viciosos carteles de la droga, que se disparaban el uno al otro, con el resultado de la muerte de muchos estadounidenses geniales, incluyendo niños pequeños, y algunos desaparecidos”, lamentó Trump.

La familia LeBarón

De acuerdo a varios medios, la familia LeBarón llegó a México en la década del 20 y se estableció en el estado de Chihuahua.

Aunque pertenecían originalmente a la iglesia mormona, de acuerdo al periódico mexicano El Diario de Chihuahua, sus miembros se separaron de ella porque no querían dejar la práctica de la poligamia.

En el 2009, la comunidad ganó la atención nacional debido al secuestro de uno de sus miembros, Erik LeBarón. La familia se negó a pagar el rescate del joven de 17 años.

Finalmente fue liberado.

Pero ese mismo año, dos integrantes del clan fueron asesinados como un mensaje de advertencia por el papel que desempeñaron para conseguir su puesta en libertad.

La comunidad es reconocida por su activismo en una región que es controlada por varios grupos afiliados a carteles de la droga, que operan en la frontera con Estados Unidos.

Agencias y BBC

5 de noviembre 2019

La ultima LOCURA de la congresista liberal Ocasio Cortez, dice que el aumento del crimen en #NewYork es porque están...

Posted by Ernesto Rios on Sunday, July 12, 2020