Consejo de Seguridad de la ONU llama a redoblar la lucha contra el Estado Islámico

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó en forma unánime el viernes una resolución impulsada por Francia que exhorta a todas las naciones a redoblar y coordinar acciones para impedir más ataques terroristas del Estado Islámico y de otros grupos extremistas.

En la resolución se afirma que el grupo EI "constituye una amenaza global sin precedentes para la paz y la seguridad internacionales", y expresa la determinación del Consejo "para combatir por todos los medios esta amenaza sin precedentes".

La medida es la 14ta resolución relacionada con el terrorismo adoptada por el organismo más poderoso de las Naciones Unidas desde 1999.

Fue adoptada una semana después de que extremistas lanzaron un ataque coordinado con armas de fuego y explosivos que mataron a 130 personas en París y el cual se atribuyó el grupo Estado Islámico. Llega además ocho días después de que dos atentados suicidas con explosivos en Beirut mataron a 43 personas, y tres semanas después de que una aeronave operada por una compañía rusa cayó en la Península del Sinaí, en Egipto, muriendo todas las 224 personas a bordo —el EI se atribuyó también esos atentados.

La resolución "condena inequívocamente en los términos más enérgicos" éstos y anteriores "ataques terroristas horrorosos" realizados por el grupo Estado Islámico este año en Susa, Túnez, y Ankara, Turquía.

La resolución pide a los Estados miembros de Naciones Unidas "que tengan la capacidad de hacerlo, que tomen todas las medidas necesarias" contra el grupo Estado Islámico y todos los otros grupos extremistas violentos "para erradicar el refugio que han establecido sobre partes significantes en Irak y Siria".

Esto no constituye una autorización para la acción militar, sin embargo, porque la resolución no está redactada bajo el Capítulo 7 de la Carta de la ONU, capítulo que es la única manera en la que el organismo internacional puede dar luz verde al uso de la fuerza.

La resolución insta a los Estados miembros de la ONU a "intensificar sus esfuerzos para detener el flujo de combatientes terroristas extranjeros en Irak y Siria y a evitar y suprimir el financiamiento al terrorismo".

En septiembre de 2014, el presidente estadounidense Barack Obama dirigió una reunión del Consejo de Seguridad en la que los miembros del mismo adoptaron por unanimidad una resolución exigiendo a todos los países evitar el reclutamiento y transporte de potenciales combatiente extranjeros preparándose para unirse a organizaciones terroristas como el grupo Estado Islámico. En febrero, el Consejo adoptó una resolución dirigida a fortalecer sus medidas de fuerza sobre el financiamiento de grupos terroristas a través de ventas ilícitas de petróleo, comercio de antigüedades y pago de rescate de rehenes.

20 de Noviembre 2015

AP