Convención inicia con abucheos a Clinton y Demócratas ampliamente dividido

Se escucharon abucheos y gritos cuando Bernie Sanders abogó por la elección de Hillary Clinton.

Muchos de los asistentes corearon "Queremos a Bernie", mientras los demócratas se reunían en Filadelfia para nominar a Clinton.

Sanders respondió a sus simpatizantes de manera pragmática. Clinton aseguró la cantidad de nominados requeridos para la nominación hace algunas semanas. Sanders dijo: "Este es el mundo real". Agregó que elegir a Clinton era la mejor manera de evitar que el candidato republicano Donald Trump, a quien describió como "bravucón y demagogo", llegue a la presidencia.


El escándalo por las filtración de los correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata que muestran que la jerarquía del partido trabajó para horadar la candidatura de Bernie Sanders y favorecer la de Hillary Clinton hacían preveer que la Convención Nacional Demócrata no tendría un comienzo tranquilo. Y así fue.

Los delegados y simpatizantes del senador por Vermont abuchearon desde el minuto cero cada mención del nombre de Hillary Clinton sobre el escenario del Wells Fargo Center en Filadelfia.

Durante toda la noche del domingo, asesores de Hillary y Sanders mantuvieron reuniones para tratar de evitar que escalara la pelea y se hiciera pública durante el evento que será transmitido a todo el país.

La alcaldesa de Baltimore Stephanie Rawlings-Blake fue elegida para inaugurar el lunes el pleno de la Convención Nacional Demócrata, en lugar de la presidenta del partido Debbie Wasserman Schultz.

Anthony McCarthy, poratvoz de la alcaldesa, confirmó el lunes que ella ha aceptado la tarea.

Rawlings-Blake actualmente es la secretaria del Comité Nacional Demócrata.

La presidenta saliente del Comité Nacional Demócrata Debbie Wasserman Schultz dijo que ella no inaugurará la convención nacional del partido el lunes por la tarde.

Ella canceló abruptamente sus planes apenas unas horas antes de que ella abriera formalmente la convención en la que se nombrará la nominación presidencial. En una breve conversación telefónica con el diario Sun Sentinel de Fort. Lauderdale, Florida, Wasserman Schultz dijo:

"He decidido que, en aras de asegurarnos de que podamos empezar la convención demócrata con optimismo, no voy a dar el mazazo de inauguración en la convención".

La también congresista por Florida anunció el domingo que renunciará a su puesto al frente del Comité Nacional Demócrata a raíz de un escándalo de correos electrónicos filtrados que implicó a sus ayudantes. El lunes por la mañana, ella fue abucheada mientras hablaba con la delegación de su estado natal.

El escándalo de correos electrónicos hackeados reveló aparentemente que algunos ayudantes favorecieron a Hillary Clinton sobre Bernie Sanders en la primaria presidencial del partido.

Ella agregó en sus declaraciones al diario: "Esto tiene que ver con asegurarnos de que todo el mundo sepa que Hillary Clinton será la mejor opción para presidente".

Agencias

25 de Julio 2016