Corredor logra reunirse con perrita que lo acompaño durante maratón y se había perdido

El maratonista australiano, Dion Lenard que reside en Escocia, regreso a China para reunirse con la perrita que lo acompaño todo el tiempo durante un maratón en ese país, y que se había perdido hacia unos días, pero tras una intensa campaña promovida en las redes sociales por Lenard, finalmente la encontró.

La perrita callejera lo acompañó durante la maratón de 250 kilómetros en el desierto de Gobi, en China.

En el primer día del maratón, el corredor acarició a la perra, y comenzó a correr, pero Gobi nunca lo dejo solo y lo acompaño todo el tiempo sin despegarse de él a pesar de que el recorrido era extenso y en medio de condiciones climáticas severas para los perros.

Cuando finalizo el maratón, Dion regreso a Edimburgo, pero dejo a Gobi con un amigo en China, mientras él hacia los trámites para poder adoptarla y traerla de China. Pero la situación tomo un giro inesperado cuando le comunicaron desde China que Gobi se escapó y desapareció en la ciudad de Urimqi.

De inmediato comenzó una campaña en las redes sociales Brign Gobi Home, para que le ayudaran a encontrarla y colectar 5 mil euros que requieren los trámites necesarios para sacar al perrito de China.

Conmovidos por esta historia entrañable de amistad entre el conocido deportista y la perrita, miles se involucraron a las pocas horas con donaciones que llegaron a más de 22.000 de euros.

Mientras tanto la búsqueda de Gobi continuaba desesperadamente, varios voluntarios caminaron por las calles repartiendo fotos y poniendo carteles de recompensa en chino y uygur. También publicaron anuncios en un periódico de la ciudad y las redes sociales se saturaban de la imagen del maratonista con su animalito.

Pocos días después un hombre se comunicó con Dion y le dijo que recogió un pequeño perro perdido en un parque y le envió fotos. El corredor no estaba seguro porque la calidad de la imagen era muy mala, por lo que decidió partir urgentemente hacia China.

Durante el camino hacia la ciudad pensaba que no sería su compañera inseparable del maratón.

"Al entrar en la habitación, donde había una decena de personas, yo pensaba que no sería Gobi. Pero entonces ella me vio y empezó a correr hacia mí", dijo Dion. La perra empezó a jugar con Dion y a dar ladridos de alegría. "Sencillamente, fue alucinante pensar que la había encontrado. Fue un milagro", dijo a la BBC visiblemente emocionado.

"Me quedaré aquí todo el tiempo que haga falta para asegurarme de que todo está en su lugar", destaco Lenard.

"Voy a tratar de hacer dos cosas esta noche: trata de no llorar y no jurar, estoy tan excitado Es uno de los mejores días de mi vida.".

Por ahora Dion continua con los tramites de Gobi en China y expreso espera estar con ella en casa para Navidad.

28 de Agosto 2016