Cuba: Envían informe a la ONU sobre represión física contra opositores por expresar opiniones

Cinco organizaciones independientes de la Isla han presentado recientemente un informe sobre la situación del derecho a la libertad de opinión y expresión en Cuba, reporte que han preparado especialmente para el relator especial de las Naciones Unidas sobre la promoción y protección de este derecho, David Kaye.

Las organizaciones que han participado en la elaboración del documento, al que ha tenido acceso DIARIO DE CUBA, son Arco Iris Libre de Cuba, Centro de Información Hablemos Press, Centro de Información Legal CubaLex, Mesa de Diálogo de la Juventud Cubana y Plataforma Femenina Nuevo País.

De acuerdo con el informe, las restricciones del derecho a la libertad a periodistas independientes y activistas de derechos humanos cubanos entre enero y julio de 2016 "se han intensificado cuantitativa y cualitativamente".

El documento señala que "se observa mayor número de detenciones arbitrarias acompañadas de maltratos físicos y psicológicos".

Además, el informe denuncia que "la violencia física en el marco de manifestaciones pacíficas se ha convertido en un patrón sistemático".


Según las organizaciones, "este recrudecimiento de la represión y el hostigamiento se ha dado en el contexto de la normalización de las relaciones con los Estados Unidos, proceso sobre el que existía una expectativa positiva para que mejoraran las garantías para ejercer el derecho a la libertad de opinión y expresión".

El informe constata que el Estado cubano mantiene vigente un marco normativo "que se presta para una restricción al derecho a la libertad de opinión y expresión a través de la criminalización de la actividad de los periodistas y activistas de derechos humanos".

En la práctica, dice el informe, "la tipificación de delitos del Codigo Penal —que es abstracta y ambigua en muchos casos— se ha utilizado para amenazar con y/o hacer efectiva la aplicación de penas que son desproporcionadas; y, en contravía con los estándares internacionales para el ejercicio del derecho a la libertad de opinión y expresión, por parte de periodistas independientes y activistas de derechos humanos".

Expreso político cubano Julio Morales Gonzalez tras recibir un golpiza por la Seguridad del Estado

La situación del derecho a la libertad de opinión y expresión en el caso de los periodistas independientes "se ha deteriorado como consecuencia de un patrón sistemático operado a través de agentes del Estado, que ha intensificado la violencia física y el hostigamiento".

En este sentido, "se observa la persecución deliberada y selectiva contra aquellas organizaciones y medios independientes que intentan registrar, no solamente las expresiones públicas de protesta contra el Gobierno, sino simplemente recolectar y difundir las opiniones de los ciudadanos frente a los temas de interés nacional".

El derecho a la libertad de opinión y expresión en el caso de los jóvenes también registra las mismas tendencias en cuanto a la represión y hostigamiento a sus actividades, dice el informe.

"Siendo un grupo poblacional especialmente afectado por la crisis económica y migratoria que vive el país, sus iniciativas organizativas para expresarse se ven restringidas a través de la negación del reconocimiento legal a sus organizaciones", señala el documento.

El informe señala además que "es especialmente preocupante que sus opciones de inserción laboral y participación estén siendo condicionadas por su adhesión acrítica a las posiciones oficiales del Gobierno".

El caso de las mujeres

En el caso de las mujeres, el informe subrya que se registran patrones de represión y hostigamiento que parecen ser más intensos, precisamente por la condición de género. "A los patrones comunes de hostigamiento y abusos de autoridad, se adicionan prácticas que claramente reflejan patrones típicos de violencia contra las mujeres", apunta el texto.

Estos patrones —prosigue el informe— son más graves para las mujeres que combinan las exclusiones de género, raza e identidad sexual. Es por ello que los autores del informe subrayan que "es particularmente reprochable la violencia física que se viene ejerciendo contra las Damas de Blanco".

En el ámbito de la población LGBTI, también se reproducen los patrones de represión y hostigamiento. "Esto resulta contradictorio con la retórica y las iniciativas gubernamentales que el Gobierno ha promocionado a nivel internacional para demostrar su atención a esta población", indica el informe.

En la práctica interna, en cambio, las organizaciones y activistas independientes que expresan una posición crítica frente a esta retórica e iniciativas "ven obstaculizado su trabajo de forma sistemática", denuncian.

Finalmente, el informe asegura que el acceso a la información "está siendo significativamente restringido", teniendo como fundamentación un conjunto de normas "que excluyen al ciudadano común y/o condicionan injustificadamente el acceso a la información pública".

De manera similar, los avances recientes en materia de infraestructura tecnológica y de normas que reconocen el acceso a la información a través de internet, "son insuficientes y se dan bajo condiciones (costos y control) que excluyen a la mayoría de población cubana".

Diario de Cuba

11 de Agosto 2016