Fuerte terremoto de 7.1 estremece a México, decenas de muertos y heridos

Cuba:

El reportero del grupo Palenque Visión,Ermis Carbonell, fue detenido, golpeado y despojados de sus bienes por oficiales de la policía política en Guantánamo el sábado 5 de diciembre, según dijo a Martí Noticias al ser liberado.

Carbonell reside en Santiago de Cuba y se dirigía a la vecina Guantánamo cuando fue detenido en el Punto de Control policial conocido como “Río Frío”. En entrevista con el programaContacto Cuba, de Radio Martí, el también activista de Derechos Humanos relató que su detención fue en horas del mediodía y lo trasladaron a la unidad de operaciones de Seguridad del Estado, ubicada a las afueras de la ciudad guantanamera, donde ha quedado con una pérdida temporal de la sensibilidad en una mano.

El activista dijo que luego de un intento por parte de los militares para que lo golpearan los mismos detenidos que estaban en su celda, uno solo de ello intentó obedecer las órdenes del militar. Más tarde fue llevado fuera del calabozo por diez oficiales de la unidad.

“Me sacan, me arrastran, empiezan a darme golpe por la cabeza, una patada en los testículos que me provocó un desmayo, en el abdomen –lo que me provocó hematomas y pérdida temporal de la sensibilidad en la mano”, señaló la víctima.


Ermis Carbonell asegura que la paliza fue dirigida por un capitán que estaba al frente de la guardia sabatina, el que le increpó duramente por su manera de pensar y “me dijo que era un contrarrevolucionario y que yo iba a aprender que era ir a Guantánamo a hacer contrarrevolución”.

El disidente dijo que en la mañana del domingo fue llevado nuevamente al Punto de Control y presentado a los policías del local por un Teniente Coronel que no se identificó. “Dijo, miren, esta carita que ustedes ven aquí no puede volver a Guantánamo, cuando ustedes lo cojan aquí le dan una paliza, y si lo matan lo tiran en una presa y decimos que se ahogó y nos lo quitamos de arriba. Decimos que se quería ir del país”, indicó el opositor.

Carbonell se refirió a al aumento de la represión en los últimos doce meses. “Lo que me preocupa es que desde que comenzaron las relaciones Cuba-Estados Unidos, este acercamiento y la visita del papa Francisco, como se ha incrementado la represión tanto con la iglesia, con la oposición, los periodistas independientes que con el pueblo y nadie toma cartas en el asunto”, concluyó.

El reportero independiente asegura que le ocuparon su cámara de video, un tablet, teléfono móvil, dos memorias de almacenamiento, un micrófono, su carné de identidad, dos cargadores y dinero de su propiedad.

En el blog Palenque Cubano, que publica regularmente informaciones sobre la disidencia en la región oriental, el director de Palenque VisiónRolando R. Lobaina, hizo un llamado de alerta sobre la represión contra los reporteros que integran su proyecto.


“No es la primera vez que actos similares ocurren contra los integrantes de Palenque Visión, ya suman más de 10 cámaras ocupadas a los reporteros en su labor de buscar disímiles historias a lo largo y ancho del país. Otras acciones menos visibles, pero igual de macabras se suscitan a diario contra una agencia audiovisual que logrado visibilizar la vida de los cubanos, en su propios testimonios desde hace 3 años y más de 3000 informes de todos los rincones de la sociedad cubana”, señaló Lobaina.

El director del grupo independiente dijo que otro periodista, Geordanis L. Matos, “fue objeto en la capital de varias amenazas y reunión de uniformados en su barrio para ficharlo como contrarrevolucionario, además de repetidas citaciones policiales y seguimiento en las calles de la ciudad”.

Una nota informativa publicada este miércoles por la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), relaciona cinco allanamientos de viviendas contra esa organización opositora que dirige el ex preso político José D. Ferrer.

“Los asaltos -no simples allanamientos policiales-, con fuerzas especiales armadas para una guerra, vuelven a ser, por estos días, uno de los métodos preferidos por la dictadura para reducir la capacidad de lucha no-violenta a favor del respeto a los derechos humanos y la democratización de la nación’, indica el informe.

Finalmente la nota de prensa explica algunos métodos utilizados por las fuerzas de la policía política y otras ramas del Ministerio del Interior: “Las detenciones de corta duración, las golpizas, dejar sin ropa a los activistas en zonas despobladas a muchos kilómetros de sus casas, nuevos activistas encarcelados, las torturas psicológicas, y también las físicas en las prisiones, las arbitrarias y elevadas multas, usar delincuentes comunes para que apedreen las viviendas de los activistas en la noche o que les asalten y golpeen en la calle, son otros de los métodos usados contra la UNPACU y activistas de otras organizaciones actualmente”.

Martí Noticias llamó a varios teléfonos en Guantánamo, que anteriormente han sido usados para comunicarnos con la unidad de operaciones del Ministerio del Interior y respondieron, esta vez, que no es esa dependencia policial. Los teléfonos son: (53) 21 -303104, -3100, -3303, -3134, 3500 y 3405.

Finalmente comunicamos con un sub-oficial que se identificó con el nombre de Miguel y de cargo oficial de guardia. A la pregunta de cómo indagar por la denuncia de Ermis Carbonell, respondió que debía ser personalmente. Le preguntamos si podíamos enviar a un periodista independiente respondió afirmativamente y aseguró que "aquí no le puede suceder nada”.


9 de Septiembre 2015