Debate Demócrata mas animado, fuertes dardos entre Clinton y Sanders

El Debate Demócrata se realizo en Gaillard Center, en Charleston, South Carolina, el Domingo.

Lo que dijeron cada candidato

El senador Bernie Sanders dice que el Departamento de Justicia federal debería investigar "siempre que alguien en este país muera estando bajo custodia de la policía".

Fue su respuesta a la pregunta de un votante que puso en entredicho la imparcialidad de los fiscales que investigan acusaciones de brutalidad policiaca en sus jurisdicciones locales.

Sanders también elogió a los policías por hacer un "trabajo difícil", pero añadió que cualquier policía que "viole la ley" debe enfrentar las consecuencias.

Agregó que Estados Unidos "debería desmilitarizar" a las policías locales "para que no parezcan ejércitos de ocupación".

Hillary Clinton y Bernie Sanders abordaron el tema del control de armas en el debate presidencial que se lleva a cabo a unas manzanas de donde nueve personas fueron baleadas en una iglesia en junio.

Sanders dijo que la afirmación de Clinton de que él es una herramienta de cabildeo de la industria de las armas de fuego es "insincera".

Agregó que siempre ha apoyado la prohibición de armas de asalto, aunque Clinton afirma que Sanders votó varias veces contra la iniciativa de ley Brady, que se hubiera promulgado durante el gobierno del expresidente Bill Clinton.

Hillary Clinton ha atacado a Sanders durante semanas por votar en contra de que los fabricantes de armas sean objeto de responsabilidad legal en casos de muertes con armas de fuego. Sanders dijo que la iniciativa era injusta con los vendedores independientes de armas, quienes —dijo— no merecen ser demandados. Agregó que votaría en favor de una ley que se centrara específicamente en los fabricantes.

Bernie Sanders dice que tres de los principales temas en los que se centraría como presidente son: elevar el salario mínimo a 15 dólares por hora, reconstruir caminos y puentes, y hacer que el sistema de salud esté al alcance de todos.

Agregó que en sus primeros 100 días como presidente se enfocaría en "unir al país y acabar con el declive de la clase media".

La campaña de Sanders propugna por que los estadounidenses más adinerados paguen su "parte justa".

Bernie Sanders dice que el debate sobre una reforma al sistema de salud debería ser sobre quién tiene "las agallas para hacer frente" a las compañías aseguradoras y farmacéuticas.

Dijo que la razón por la que Estados Unidos no garantiza la atención médica como derecho es en parte un "corrupto" sistema de financiamiento de las campañas políticas.

Bernie Sanders dijo que su propuesta de cobertura médica universal es parte de las auténticas tradiciones del Partido Demócrata y de presidentes como Franklin Roosevelt y Harry Truman.

Hillary Clinton dijo que la idea del senador por Vermont "despedazaría" la ley de cuidado de salud accesible y daría a los republicanos la oportunidad de dar marcha atrás a uno de los "grandes logros" del presidente Barack Obama.

Los ojos sobre Wall Street

Sanders criticó a los grandes bancos por ser "muy poderosos" y pidió "reformas reales" en Wall Street, y dijo que duda que se hagan por el apoyo a las campañas.

"No estoy de acuerdo con Sanders en sus críticas al presidente Obama, a quien le dijo que era débil y decepcionante" y destacó los resultados de la gestión económica del gobierno. "Los dos se fijan únicamente en los grandes bancos, y yo voy a ir contra los que causaron la recesión", aclaró Clinton.

"Lo que dijo es mentira", le asestó O'Malley e hizo referencia a la relación entre la ex secretaria de Estado y Wall Street.

"Gobernador, usted ganó mucho dinero con Wall Street", le disparó Clinton. "No me han dado un dólar", explicó O'Malley.

"Yo no tomo dinero de los bancos", le dijo Sanders a la ex secretaria de Estado, y la acusó que el sector financiero le pagó grandes sumas en honorarios por discursos, como el de Goldman Sachs.

"Ningún banco es demasiado grande para caer y ningún banquero es demasiado grande para no ir a la cárcel", remarcó Hillary.

17 de Enero 2016