Fuerte terremoto de 7.1 estremece a México, decenas de muertos y heridos

Debate VicePresidencial apocado por otras noticias

Los compañeros de fórmula presidencial de Hillary Clinton y Donald Trump, respectivamente Tim Kaine y Mike Pence, protagonizaron este martes un áspero debate en televisión en el que tuvieron que defender sus virtudes y argumentos para aspirar a la Casa Blanca.

El demócrata Kaine y el republicano Pence básicamente repitieron de forma constante los argumentos de los candidatos presidenciales en la campaña, y utilizaron el debate para insistir en los temas que Clinton y Trump abordan en sus discursos y actos públicos.

Así, Kaine martilló todo el debate con la negativa de Trump de divulgar sus declaraciones de impuestos, al tiempo que Pence reiteró que Clinton se propone elevar los impuestos y que fue una secretaria de Estado ineficiente.

Las relaciones de Trump con el líder ruso Vladimir Putin y los cuestionamientos a la transparencia de la Fundación Clinton también fueron temas permanentemente citados por los dos candidatos a vicepresidente durante toda la discusión.

Kaine y Pence arrancaron el debate tratando de explicar por qué están listos para ocupar la vicepresidencia de Estados Unidos, pero en apenas minutos el debate se convirtió en un festival de interrupciones para defender a los candidatos principales.

Kaine, un senador y exgobernador del estado de Virginia, narró su experiencia en la vida pública y dijo estar listo para apoyar a Clinton, a quien definió como una candidata “más que confiable y altamente calificada” para conducir los destinos del país.

De acuerdo con Kaine, la idea de “Trump como comandante en jefe nos asusta terriblemente”, y añadió que no lograba entender cómo Pence podía “defender el estilo egoísta y ofensivo de Trump”.

Por su parte, Pence, gobernador del estado de Indiana, respondió que es la campaña de Clinton la que usa insultos cotidianamente, en referencia a las críticas constantes de los demócratas a la candidatura del polémico millonario.

Repitiendo un tema que Trump menciona regularmente en sus discursos, Pence recordó que “enormes porciones del mundo, en particular en el Medio Oriente, están fuera de control” y que la situación que se verifica actualmente en Siria “es resultado de la débil política externa que Hillary Clinton ayudó a conducir” como secretaria de Estado.

Mas del debate

En el debate vicepresidencial del martes, el gobernador de Indiana Mike Pence cumplirá una función en la que se ha vuelto experto como compañero de fórmula de Donald Trump: peón de limpieza.

Pence, un hombre apacible de reconocidas posiciones conservadoras, trató de suavizar las críticas del empresario a la familia de un soldado caído en combate y explicar las declaraciones elogiosas de Trump hacia Moscú. Cuando Trump vaciló a la hora de respaldar al presidente de la cámara Paul Ryan en las primarias de agosto, Pence dio un contundente voto de confianza a su ex colega legislador.

La tarea de Pence podría ser más crucial que nunca en el debate en la Universidad Longwood de Virginia, donde enfrentará al senador Tim Kaine, el número dos de la demócrata Hillary Clinton.

Trump intenta recuperarse de una de las peores semanas de su turbulenta campaña presidencial. Tuvo una actuación mediocre, a ratos escandalosa, en el primer debate presidencial y luego quedó empantanado en una polémica sobre declaraciones que hizo hace dos décadas sobre el peso de una reina de belleza.

Encima de eso cayeron revelaciones de que Trump en 1995 sufrió pérdidas por casi 1.000 millones de dólares que le habrían permitido evitar pagar impuestos federales durante 18 años, según documentos obtenidos por el New York Times.

Ante la necesidad apremiante de ganar a los votantes indecisos de cara a las elecciones del 8 de noviembre, los republicanos dicen que Pence debe aprovechar su oportunidad en la escena nacional para enfocar la discusión electoral en algo que no sean las heridas autoinfligidas de Trump.

"Su objetivo en este debate vicepresidencial es seguir demostrando su estatura política a la vez que aprovechar cada oportunidad para no dejarse desviar por asuntos que no son importantes", dijo Alice Stewart, quien fue asesora de la campaña del senador Ted Cruz en las primarias.

El único debate entre los compañeros de fórmula siempre tiene menos repercusión que el de los presidenciales. Eso es más cierto que nunca en una elección en que los presidenciales han estado en la escena política durante décadas.

Kaine dedicó varios días a prepararse en Raleigh, Carolina del Norte, y en su ciudad de residencia de Richmond, Virginia. El abogado Robert Barnett ha cumplido el papel de Pence en las prácticas.

Pence también se ha preparado cuidadosamente, a diferencia de Trump, quien desdeñó las sesiones de estudio y las prácticas. El gobernador de Wisconsin, Scott Walker, ha cumplido el papel de Kaine en las prácticas.

Agencias

5 de Octubre 2016