Detenciones y casas sitiadas el panorama ante llegada de Obama a Cuba

Varios grupos de la oposición denunciaron este viernes acciones represivas del régimen a pocas horas de la llegada del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a la Isla.

La líder de las Damas de Blanco, Berta Soler, dijo a DIARIO DE CUBA que desde el viernes hay presencia policial en los alrededores de la sede del grupo opositor en La Habana y que varias activistas están "sitiadas" en sus casas.

Asimismo, Soler explicó que algunas integrantes del grupo que el miércoles viajaban desde Palma Soriano a La Habana fueron detenidas y deportadas de nuevo a sus lugares de origen.

Por su parte, el coordinador del Foro por los Derechos y Libertades (ForoDyL), Antonio G. Rodiles, informó que recibió el viernes reportes de varios activistas sitiados en sus casas e incluso de algunos hechos violentos.

"El activista Ramón Zamora, de Holguín, informó que se metieron en su casa, lo golpearon en el rostro, lo subieron a un carro con cristales oscuros y dentro lo agredieron de nuevo", relató.

Rodiles dijo que también hay informaciones de activistas del Frente de Acción Cívica Orlando Zapata Tamayo (FACOZT) que se encuentran sitiados.


La publicación del Movimiento Cristiano Liberación publicó: "En estos momentos el miembro del MCL Yordan Mariño Graña es agredido por sicario de la dictadura y amenazado de que irá preso por visitar mi domicilio. Eduardo Cardet.

El grupo Somos+, que lidera Elíecer Ávila, también reportó casos de acoso a miembros de su formación. Joanna Columbié, miembro del Consejo Nacional del grupo, fue advertida para que no visite La Habana durante la presencia de Barack Obama.

Además, sindicalistas independientes cubanos han denunciado represión por parte del Gobierno con motivo de la visita del presidente estadounidense.

Iván Hernández Carrillo, Alejandro Sánchez Zaldívar y María Elena Mir, líderes de las tres organizaciones sindicales que conforman la Coalición Sindical Independiente de Cuba, han recibido citaciones policiales y sus viviendas permanecen estrechamente vigiladas.