Venezuela: Diputados chavistas huyen al entrar Guaidó al Parlamento burlando cerco policial

El líder opositor venezolano, Juan Guaidó, y un grupo de diputados de oposición lograron ingresar a sede del Parlamento tras fuertes forcejeos y empujones con militares antimotines. A los minutos de su ingreso, se reportó un apagón.

Por mas de media hora, los uniformados impidieron la entrada de los legisladores de oposición al palacio legislativo, donde desde mas temprano se había instalado una sesión, pero sólo con el oficialismo de unas 50 personas.

“Aquí estamos dando la cara”, exclamó Guaidó desde el podio presidencial de la unicameral Asamblea Nacional tras cantar el himno nacional, momentos después de que el diputado rival Luis Parra, autoproclamado el mismo domingo jefe de la cámara con apoyo del chavismo, dirigiera una sesión en su ausencia.

Entonando el himno nacional, la mayoría de la directiva de la Asamblea Nacional legítima ingresó al Hemiciclo de sesiones con el presidente de la Asamblea Nacional al frente, ante esto, los diputados chavistas huyeron.

Mientras el canal propagandístico del régimen de Nicolás Maduro afirmaba que la sesión por parte de los diputados pro chavista había culminado, la directiva legítima junto a la mayoría parlamentaria ingresaban para comenzar el periodo de sesiones del año 2020.

Guaidó, a quien medio centenar de países reconocen como presidente encargado de Venezuela, aseguró que se arriesgará mañana, cuando prevé ingresar al Palacio Federal Legislativo, luego de que las fuerzas del orden le prohibieran ingresar ayer y lo sacaran a empujones del lugar.

El líder opositor, reelegido la noche del domingo en las instalaciones de un periódico como jefe parlamentario por 100 de los 167 votos que componen la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), indicó que un grupo de estudiantes acompañará a los diputados mañana y pidió a la sociedad unírseles.

No es el Parlamento lo que está en juego, es el país, es la República”, dijo ante periodistas.

Parra, que el mes pasado saltó a la fama por un caso de corrupción que le valió la expulsión del partido opositor en el que militaba, pudo ingresar este lunes al Palacio escoltado por los mismos militares que vetaron a Guaidó y tomar posesión del que fuera su despacho.

Luego, en una rueda de prensa, reconoció que todavía no cuenta con la lista ni con el registro de qué diputados votaron por él este domingo y le permitieron llegar al cargo, aunque aseguró que con 81 votos su fórmula, que no fue votada de manera nominal, resultó ganadora.

Al ser replicado por los periodistas y preguntado por quiénes emitieron esos 81 votos, reconoció: “Nosotros la lista (de votos) se la estamos solicitando (a la Secretaría)”.

En todo caso, Parra afirmó que ayer consiguieron ingresar al edificio 150 diputados que firmaron el acta de presencia, si bien tampoco facilitó ese documento.

A través de los canales regulares, la Asamblea Nacional de Venezuela informó que el debate de mañana girará en torno al “asalto militar” contra la sede del Legislativo, en concordancia con lo dicho más temprano por Guaidó, quien ponderó los hechos violentos de ayer como un “golpe al Estado” por parte de “los cuerpos represivos de la dictadura”.

Mañana harán el ridículo al cuadrado, la única forma que tienen es prohibirnos de nuevo el acceso físico porque tenemos la mayoría, en cualquier órgano colegiado lo básico es la mayoría”, insistió el líder opositor, quien es reconocido como presidente encargado de Venezuela por más de 50 países.

Parra, en cambio, difundió su primera agenda a través de sus cuentas en las redes sociales y espera que la discusión de este martes sea sobre el agravamiento de la escasez de gasolina, la liberación de “presos políticos”, el cese de la persecución política y “urgentes ajustes al salario”, cuyo monto mínimo legal ronda los 2 dólares mensuales.

Todos estos temas han sido objeto de varios debates en el pasado, de los que Parra y los otros 111 diputados de la coalición opositora que ganó la mayoría calificada en 2015 han responsabilizado al Ejecutivo de Nicolás Maduro, al que el grueso del antichavismo considera ilegítimo.

El portavoz del chavismo en el Parlamento, Francisco Torrealba, aseguró que mañana Guaidó podrá ingresar al Palacio “como cualquier otro diputado” y tendrá “derecho de palabra” pero no como presidente de la Cámara.

El líder opositor, por su parte, adelantó que los militares que custodian el lugar “deben tomar una decisión mañana” pues ya “fueron cómplices de la dictadura ayer”, cuando sin votación nominal el chavismo y un pequeño grupo de diputados disidentes de la coalición opositora eligieron como presidente del Parlamento a Parra.

No tienen ni cómo instalar quórum”, advirtió el opositor en alusión al total de diputados que lo contrarían y que, aseguró, son menos de 84, el mínimo requerido para iniciar una sesión legislativa.

Guaidó adelantó que si mañana “el régimen quiere otra vez impedir” su ingreso a la sede de la Asamblea Nacional de Venezuela, él, como jefe de ese cuerpo puede convocar sesiones en cualquier otro recinto o ciudad, tal y como hizo ayer para celebrar la sesión en la que resultó reelegido, que se instaló en el diario El Nacional.

Aunque el chavismo apoya y reconoce a Parra como nuevo presidente del Parlamento, insiste en señalar que la Cámara está en desacato y todas sus decisiones son nulas.

Sin embargo, el Gobierno y el mismo Parra coinciden en tratar como una prioridad la elección de un nuevo Consejo Nacional Electoral, que convocará y regirá las votaciones legislativas que corresponden celebrar este año.

La oposición que lidera Guaidó ya había arrancado ese proceso de renovación del árbitro electoral y ha advertido que no participará en comicios que no incluyan nuevas autoridades en esta materia que no tengan vinculaciones políticas, como ocurre en la actualidad.

Agencias y El Comercio

7 de Enero 2020