Trump se despide como presidente y asegura que su movimiento recién comienza

Trump promete ser una presencia continua en el escenario político, señalando que su "movimiento" está "apenas comenzando".

Destrucción catastrófica por el paso de Laura

29 agosto 2020

El huracán Laura uno de los más violentos que afectó al estado de Louisiana en más de 150 años, ha dejado al menos 14 muertos en el sur de Estados Unidos, pero menos daños de los que se vaticinaban.

El huracán dejó al menos 10 muertos en este estado y cuatro en la vecina Texas, la mayoría por inhalaciones de monóxido de carbono emitido por generadores eléctricos portátiles utilizados en el interior debido a los cortes de luz.

Otras cuatro personas perdieron la vida en Luisiana por caídas de árboles en sus viviendas y otra se ahogó después de que el viento hundiera su embarcación.

El viernes había 464.813 usuarios sin electricidad en Louisiana y en total en toda la region se reporta cifran por encima de los 800 mil usuarios sin agua, ni electricidad, que pudiera demorar semanas en ser restablecido.

La violencia del viento quebró los vidrios de un gran edificio en Lake Charles, ciudad de Luisiana conocida por las refinerías de petróleo, principal fuente económica de la región.

Asimismo, un incendio se declaró en una planta de productos químicos que generó una gigantesca nube tóxica que obligó a los vecinos a refugiarse en su domicilio.

26 de Agosto 2020

El huracán Laura subió este miércoles a la categoría 4 de una escala de 5 y se convirtió en "extremadamente peligroso", indicó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

Con vientos de hasta 220 km/h, Laura comenzó a impactar las costas golfo de México con una crecida de las aguas "catastrófica".

El potente huracán pudiera afectar seriamente edificios e inmuebles ubicados 30 millas tierra adentro.

Una marejada ciclónica con “enormes olas destructivas causan daños catastróficos” en la costa de ambos estados, indican los reportes desde la zona.

Sumadas a la marea alta, esas marejadas podrían penetrar unos 50 km tierra adentro causando una crecida de las aguas de entre 4,5 y 6 metros por encima del nivel normal.

Se esperan destructivos tornados en Texas y Louisiana.

El huracán Laura está a solo siete millas por hora de convertirse en una tormenta de categoría 5, y ya es más fuerte que el huracán Katrina, según el meteorólogo de CNN Tom Sater.

"Ahora está en el top 10 de los huracanes más grandes que jamás hayan tocado tierra en los Estados Unidos continentales", dijo Sater. "Esto realmente tendrá un impacto, y no solo en la costa, sino también en el interior".

Sater advirtió que los vientos del huracán, que miden hasta 150 millas por hora, podrían destruir hogares, edificios, hospitales, cortar la energía y dañar negocios. Los cortes de energía podrían extenderse desde Houston hasta el norte hasta Little Rock, Arkansas, en los próximos días.

Partes de la costa ya están experimentando marejadas ciclónicas de cuatro pies, y eso podría aumentar a 15 o 20 pies cuando la tormenta toque tierra, casi tan alto como la parte superior de un edificio del segundo piso, dijo Sater.

El huracán Laura sería la tercera gran tormenta que azota a Cameron Parish en los últimos 15 años, después del huracán Rita y el huracán Ike. El agua es la principal preocupación: el huracán Ike provocó grandes inundaciones y los funcionarios se están preparando para que el huracán Laura sea aún peor.

Ante la llagada piden que abandonen el area

Solo tienen unas horas para prepararse y evacuar", advirtió en Twitter John Bel Edwards, el gobernador de Luisiana, estado aún traumatizado por la devastación causada en 2005 por Katrina, un huracán de categoría 5, la máxima, que inundó el 80% de Nueva Orleans, dejando 1.000 muertos y enormes daños.

"Dondequiera que estés al mediodía, ahí es donde deberás capear el temporal", agregó.

En tanto, el gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo que Laura podría alcanzar vientos de hasta 255 km/h, por lo que "necesitamos estar preparados".

Y agregó que en relación con Harvey, el huracán de categoría 3 que en 2017 causó inundaciones catastróficas y mató a 68 personas, "esto será más un evento de viento".

Laura se encontraba 450 km al sur-sureste de Lake Charles y a similar distancia de Galveston, Texas, y se desplazaba a 24 km/h, de acuerdo con el boletín del NHC de las 12H00 GMT.

Según el pronóstico, Laura tocará las costas de Texas y Luisiana en la noche y "se adentrará en el continente esta misma noche o el jueves por la mañana".

No obstante, se espera un "rápido debilitamiento una vez que Laura toque tierra", indicó.

Pero las marejadas ciclónicas y los fuertes vientos "llegarán dentro del área de advertencia mucho antes del centro de Laura más tarde hoy" por lo que "todos los preparativos para proteger la vida y la propiedad deben apresurarse y terminarse en las próximas horas", indicó el NHC.

También advirtió de precipitaciones hasta el viernes de entre 130 y 250 milímetros, con algunos picos de casi 400 mm en el oeste de Luisiana y el este de Texas.

Ante la amenaza, las zonas de mayor riesgo estaban siendo evacuadas y se abrieron varios refugios, con precauciones sanitarias para evitar contagios de covid-19, por lo que el gobernador Abbott -cuyo estado sufre una importante ola de contagios- instó a aquellos que pudieran pagarlo a refugiarse en hoteles y moteles "para aislarse".

En Nueva Orleans, la alcaldesa LaToya Cantrell ya había instado el martes: "No olviden la covid-19 con los efectos del huracán".

Ya el martes, el Barrio Francés, el centro histórico, se vació de turistas en tanto se apilaron sacos de arena frente a puertas y ventanas, y se protegieron los edificios de arquitectura colonial con chapas de madera.

"No me preocupa que el agua entre con la tormenta, me preocupa la lluvia y que las bombas no funcionen, y eso es lo que causarán las inundaciones", dijo a la AFP Robert Dunalp, propietario de un comercio, con el vívido recuerdo de Katrina.

Sonya Mcculler, que vivió aquel devastador ciclón hace 15 años, dice esperar cualquier cosa, porque "en un momento puedes pensar que no va a suceder y al minuto siguiente estás tratando de prepararte para asegurarte de no quedarte atrapado. Es una locura".

Laura pasó el lunes como tormenta tropical por Cuba, donde dejó intensas lluvias, fuertes marejadas y algunos daños, tras pasar sobre la isla La Española, que comparten Haití y República Dominicana, dejando una estela de 25 muertos.

Se prevé que esta temporada de tormentas del Atlántico, que se extiende hasta noviembre, sea una de las más duras. El NHC pronostica hasta 25 temporales y Laura es la duodécima hasta ahora, mientras que Marco, que llegó a tener fuerza de huracán, se disipó el martes frente a la costa de Luisiana antes de tocar tierra.

25 de agosto 2020

Los residentes de la costa del Golfo de Mexico que se vera impactada por la peligrosa Laura continúan abandonado la zona a toda prisa ante lo que se avecina.

El huracán Laura, pronto pasara un poderoso ciclón categoría 3, que podría causar una marejada potencialmente mortal en gran parte de la costa del golfo, alertaron los meteorólogos el martes.

Louisiana y Texas han ordenado la evacuación de las zonas costeras ante el impacto de Laura que llegar a esa zona 48 horas después de la tormenta tropical Marco.

Laura se fortaleció en el Golfo de México a su salida de Cuba y tiene vientos máximos sostenidos de 75 millas por hora, pero estos se incrementaran a 111 mph, capaces de causar daños devastadores y marejadas de 13 pies que penetrará tierra adentro con posibles inundaciones desde High Island, Texas, hasta Morgan City, Louisiana, alerta el Centro Nacional de Huracanes.

“Existe el peligro de una marejada ciclónica potencialmente mortal en una gran parte de la costa del Golfo desde San Luis Pass, Texas, hasta la desembocadura del río Mississippi”, advirtió el Centro Nacional de Huracanes.

24 de agosto 2020

Las compañías energéticas tomaron medidas para recortar la producción en las refinerías de petróleo de la costa del Golfo de Estados Unidos el lunes después de cerrar la mitad de la producción de petróleo crudo en alta mar y evacuar a los empleados mientras las tormentas Marco y Laura apuntan a la costa.

Las tormentas tropicales Marco y Laura, un raro fenómeno en impactar casi al mismo tiempo la misma zona, amenazan con traer días de fuertes lluvias y vientos a mediado de semana a la costas del Golfo de México.

Louisiana, Texas y Mississippi se encuentran en estado de emergencia por la llegada de Marco, al que seguirá la tormenta tropical Laura, que hoy está sobre Cuba descargando lluvia y viento y antes pasó por Haití, República Dominicana, Puerto Rico y la islas de Sotavento.En La Española (Haití y República Dominicana) ha habido una decena de muertes a consecuencia de Laura.

Una vez cerca de la costa de Louisiana, Marco hará un giro hacia el oeste esta noche y avanzará rozando tierra todo el martes hasta acabar debilitado a depresión tropical en la costa texana.

Los trabajadores de las plataformas petroleras fueron evacuados, según la Oficina de Seguridad y Cumplimiento Ambiental del Departamento del Interior de EE. UU.

El alcalde de Port Arthur dijo el lunes que estaba monitoreando los pronósticos de tormenta y estaba considerando una evacuación obligatoria de los residentes que comenzaría el martes a las 6 a.m.

Aún siendo una tormenta tropical por ahora, Laura azotó el sur de Cuba después de matar a casi una docena de personas en República Dominicana y Haití, donde cortó el suministro eléctrico y provocó inundaciones en el Caribe..

La gente comenzó a escapar del amplia zona, mientras otros se preparaban para enfrentar los dos fenómenos atmosféricos.

Marco presenta para gran parte de la zona del norte del Golfo México riesgos de marejada ciclónica y subida del nivel del mar, fuertes corrientes, lluvias, inundaciones, vientos y hasta tornados, los mismos que entraña Laura más al sur.

Según los pronósticos del Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EE.UU., tras “barrer” prácticamente a toda Cuba Laura entrará en el Golfo de México el martes y acabará impactando como huracán prácticamente en la misma zona de EE.UU. que Marco y en días previos al décimo quinto aniversario del devastador huracán Katrina, que impactó en Nueva Orleans el 29 de agosto de 2005.

En la actual temporada de huracanes ha habido ya 14 tormentas, de las cuales tres han llegado a cobrar fuerza de huracanes: Hanna, Isaías y Marco.

Según algunos estudios, el cambio climático está haciendo que las tormentas y huracanes sean más frecuentes y también que estos últimos sean más severos, dice la organización Climate Power 2020, ligada al Partido Demócrata.

El calentamiento ha aumentado la probabilidad de que los huracanes se conviertan en una categoría 3 o superior, con vientos sostenidos de más de 110 millas por hora (177 km/h), en aproximadamente un 8 % por década, según un análisis de tormentas desde 1979.

Climate Power 2020 señala que es probable que el calentamiento causado por los humanos aumente la intensidad de los huracanes hasta en un 11 %, de acuerdo con ese modelo.

22 de agosto 2020

Dos tormentas tropicales recién formadas podrían convertirse en amenazas casi simultáneas para la costa de Estados Unidos en el Golfo de México a principios de la semana próxima. Podrían incluso llegar a enfrascarse en una rara danza conjunta, o disiparse mientras empapan el Caribe y México este fin de semana.

Las tormentas tropicales Laura y Marco tienen condiciones atmosféricas tan malas y tan buenas por delante que su futuro aún no está claro. Los modelos de pronósticos por computadora variaban tanto que en algunos Laura se convertirá en un poderoso huracán al acercarse a Estados Unidos, mientras que en otros se disipa.

Si sobreviven el fin de semana, el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC por sus siglas en inglés) prevé que Laura, convertida en huracán, se dirija hacia la zona costera de Luisiana, Mississippi, Alabama y el extremo occidental de Florida, mientras que Marco, que probablemente se mantendría en tormenta tropical, se encaminaría a Texas.

“Mucha gente va a ser impactada por la lluvia y las marejadas en el Golfo de México”, dijo Joel Cline, coordinador del Programa Tropical del Servicio Nacional de Meteorología. “Como simplemente no se sabe, realmente hay que tomar precauciones”.

Nunca antes ha habido dos huracanes de forma simultánea en el Golfo de México, según los datos disponibles desde al menos 1900, dijo Phil Klotzbach, investigador de huracanes de la Universidad Estatal de Colorado. La última vez que hubo dos tormentas tropicales juntas en el golfo fue en 1959, afirmó.

Como el NHC redujo la velocidad a la que Laura entrará al golfo y desplazó su trayectoria hacia el oeste, ahora se prevé que las dos tormentas coincidan en el Golfo de México el martes, poco antes de que Marco azote Texas y de que Laura toque tierra menos de un día después.

Los avisos por tormenta tropical seguían en vigor en la madrugada del sábado para Puerto Rico, las Islas Vírgenes británicas y estadounidenses y parte de República Dominicana. Se espera que Laura alcance Puerto Rico el sábado por la mañana, pase cerca o sobre República Dominicana y Haití más tarde en el día, y llegue a Cuba el domingo.

Laura, que batió el récord para la 12ma tormenta con nombre más temprana de la temporada cuando se formó el viernes en la mañana, estaba a unos 110 kilómetros (70 millas) al sureste de San Juan, Puerto Rico, el sábado por la mañana. El meteoro tenía vientos sostenidos máximos de 65 km/h (40 mph) y avanzaba con rumbo oeste-noroeste a 33 km/h (21 mph).

El NHC también emitió una advertencia de tormenta tropical y de huracán para parte de la península mexicana de Yucatán debido a Marco, que se convirtió en tormenta tropical el viernes por la noche.

En la mañana del sábado se ubicaba a unos 185 kilómetros (115 millas) al este-sureste de Cozumel, México, con vientos sostenidos máximos de 75 km/h (45 mph). Se movía con rumbo norte-noroeste a 19 km/h (12 mph).

Si los dos sistemas se consolidan podrían coincidir en el Golfo de México el martes, a unos 885 kilómetros (550 millas) de distancia entre sí. Eso genera algunas posibilidades raras, incluyendo que las tormentas roten una alrededor de la otra, que se jalen, que se empujen o — menos probable — que se fusionen.

La última vez que dos tormentas tocaron tierra firme en Estados Unidos con 24 horas o menos de diferencia fue en 1933, dijo Klotzbach.

Parece lógico que 2020 tenga este tipo de amenaza doble, manifestó el investigador de la Universidad de Miami, Brian McNoldy.

“Claro, teníamos que tener dos huracanes tocando tierra al mismo tiempo”, dijo. “Es mejor no preguntar qué sigue”.

AP

22 de agosto 2020