Duras criticas en octavo debate Republicano con mira a New Hampshire

Los siete candidatos republicanos a la Casa Blanca realizan el octavo debate, cuatro días antes de las primarias de New Hampshire, que podrían acabar con las ambiciones de varios de ellos.

Los senadores Ted Cruz y Marco Rubio; el neurocirujano Ben Carson; el ex gobernador de Florida Jeb Bush; los gobernadores de Nueva Jersey, Chris Christie, y de Ohio, John Kasich, y el magnate Donald Trump participan de las discusiones.

"Tengo el mejor temperamento" para ser comandante en jefe, aseguró Donald Trump al inicio del debate, y añadió que habló durante su campaña sobre la inmigración y los musulmanes. "Voy a hacer a nuestros militares más fuertes y grandes para que nadie pueda molestarnos", detalló.

Chris Christie y Marco Rubio iniciaron el debate de precandidatos republicanos del sábado con un fuerte intercambio de críticas respecto a su experiencia política, con Christie arremetiendo contra Rubio por "memorizar" temas de discusión en vez de resolver las cosas.

Christie dijo que "el memorizar un discurso de 30 segundos no resuelve un problema". Añadió que Rubio no ha logrado hacer una sola decisión relevante durante su periodo en el Senado de Estados Unidos, una acusación que ha hecho varias veces durante sus actos de campaña en New Hampshire toda la semana.

Rubio, mientras tanto, ha minimizado el argumento de que se requiere experiencia para ser presidente, respondiendo que si así fuera entonces Joe Biden sería el mandatario.

El ex gobernador de Florida Jeb Bush dijo que su rival Marco Rubio es un político "dotado" sin experiencia —algo que tanto él como el otro precandidato Chris Chistie han repetido constantemente durante sus actos de campaña por New Hampshire.

Hablando durante el octavo debate republicano, Bush señaló que el ser presidente requiere "una mano firme" para resolver una gran cantidad de crisis, y añadió que él lidió con ocho huracanes y cuatro tormentas tropicales que azotaron Florida cuando él era gobernador.

Donald Trump dijo que otros precandidatos republicanos a la presidencia "serían mucho más rápidos" que él en el uso de armamento nuclear.

Durante el debate del Partido Republicano del sábado en New Hampshire, Trump respondió a los comentarios de su rival Ted Cruz, quien dijo que nadie se sentiría cómodo si Trump tuviera su dedo sobre "el botón".

Cruz evadió la pregunta en el debate sobre si él respaldaría tal postura, y en vez de eso dijo que los votantes tomarán la decisión de quién tiene el temperamento para ser presidente.

Trump criticó a Cruz por no responder y agregó que "eso va a sucederles a nuestros enemigos y a la gente contra la que competimos. Vamos a ganar con Trump. Vamos a ganar".

AP

6 de Febrero 2016