EEUU confunde a militares de Siria con el E.I y los bombardea, ya se disculparon

La coalición internacional contra el grupo Estados Islámico liderada por Estados Unidos admitió este sábado que al bombardear lo que suponía era una posición de combate yihadista en Siria, golpeó al ejército sirio, provocando decenas de muertos y desatando duras advertencias de Damasco y Moscú.

El incidente constituiría el primer ataque directo contra las fuerzas del presidente Bashar al Asad del que se tenga conocimiento. La ONU convocó a una reunión urgente.

El presidente de Barack Obama lamentó el sábado la pérdida "no intencionada" de vidas en el ataque que la coalición internacional liderada por su país perpetró contra fuerzas del Ejército de Siria en la ciudad de Deir al Zor, dijo a Efe un alto funcionario del Gobierno estadounidense.

La fuente aseguró que Estados Unidos ha transmitido a través de Rusia su "pesar" por la "pérdida no intencionada de vidas" en las fuerzas del Ejército sirio que luchan contra el Estado Islámico (EI).

El Mando Central de Estados Unidos dijo que la operación fue suspendida de inmediato "cuando autoridades rusas informaron a funcionarios de la coalición que posiblemente el personal y los vehículos atacados pertenecían a las fuerzas militares sirias".

"Las fuerzas de la coalición no atacarían intencionalmente a una unidad militar siria conocida", agregó.

El Consejo de Seguridad de la ONU anunció que se reunirá este sábado de urgencia para mantener una ronda de consultas en torno a los últimos acontecimientos en Siria.

La reunión fue convocada a petición de Rusia, que acusó a Washington de defender el Estado Islámico tras el bombardeo lanzado por la coalición liderada por Estados Unidos en Siria.

Los quince miembros del máximo órgano de decisiones de la ONU se reunirán a puerta cerrada, según anunció la presidencia del Consejo que preside este mes Nueva Zelanda.

La polémica incursión aérea estuvo dirigida contra una base en la ciudad de Deir el-Zour, —a la que rodea el grupo Estado Islámico— en el este, lo que favoreció un avance de los extremistas, según las fuerzas sirias.

El mando militar ruso dijo que el ejército sirio le indicó que al menos 62 soldados perdieron la vida en el ataque aéreo y más de 100 resultaron heridos.

El ataque podría haber asestado un golpe demoledor a la frágil tregua negociada por Estados Unidos y Rusia que ha sido observada en lo general durante cinco días a pesar de las decenas de denuncias de violaciones de parte de ambos bandos.

AGencias

18 de Septiembre 2016