EEUU: Finalmente llegan las nevadas al noroeste

El clima invernal que provocó una serie de tormentas mortales en el centro norte de Estados Unidos trajo el martes el primer gran golpe de la temporada para el Noreste con nieve, aguanieve y lluvia helada en los caminos.

Muchos conductores perdieron el control de sus vehículos y la gente permaneció encerrada en medio de temperaturas bajo cero.

En el sur de Maine, entre 10 y 15 centímetros (4 a 6 pulgadas) de nieve cayeron para el tráfico matutino. En el norte, las comunidades esperaban ver de 20 a 30 centímetros (8 a 12 pulgadas) antes de que la nieve cesara por la noche, dijo Mike Kistner del Servicio Meteorológico Nacional en Gray, Maine.

El clima trastornó algunos tramosdel metro de Boston, aún desbalanceado por las nevadas históricas del año pasado. Pero mientras Fernando Gonterman esperaba el tren para ir de la estación Harvard Square a su trabajo en el Hospital General de Massachusetts ni se inmutó. "El clima es el clima. Sólo lidia con él, ¿cierto?", dijo.


Kistner dijo que la tormenta que está enfriando al Noreste está ligada al mismo sistema que produjo tornados en el centro norte a partir del sábado y que luego trajo nevadas intensas, hielo, lluvia, inundaciones y vientos tempestuosos mientras se movió hacia los Grandes Lagos. Ese sistema de tormenta mató a decenas, incluidos muchos que se ahogaron en las inundaciones y otros atrapados por los tornados.

Los vientos finalmente se calmaron cuando Debralee King y su esposo salieron a ver el daño que había causado el tornado en un vecindario de Texas. Entonces ella escuchó un grito.

King vio a su vecino José Daniel Santillano —descalzo y sin camisa— corriendo hacia ella con su hija recién nacida en brazos. La niña estaba gravemente herida. Su pequeña mano estaba fría.

"Quería que la llevara al hospital", dijo King. "Estaba desesperado. Su esposa seguía atrapada".

Así fue como King rescató posiblemente a la víctima más joven de las tormentas que el fin de semana dieron lugar a múltiples tornados, destruyeron cientos de viviendas y desplazaron a habitantes en los suburbios de Dallas.

Al menos 11 personas murieron y decenas resultaron heridas en los tornados que arrasaron la zona el sábado, causados por un sistema de tormentas de gran alcance que continuó golpeando la zona intermedia de Estados Unidos. Más de 2.800 vuelos en todo el país fueron cancelados el lunes, más de la mitad de ellos en los dos principales aeropuertos de Chicago. El martes en la mañana se habían cancelado 600.

También se reportaron fallecidos por las tormentas en Missouri, Oklahoma y Arkansas, y los gobernadores declararon estado de desastre en numerosos estados. Aunque se espera que el mal tiempo se calme, se prevén más inundaciones a lo largo del río Mississippi para el martes.

En Texas, las autoridades estiman que hasta 1.450 viviendas en la parte norte del estado fueron dañadas o destruidas por al menos nueve tornados. El Servicio Meteorológico Nacional ha dicho que un tornado de categoría EF-4 —el segundo más potente, con vientos de hasta más de 320 kilómetros por hora (200 millas)— golpeó el suburbio de Garland, en el noreste de Dallas.

Las autoridades creen que ocho personas murieron cuando sus vehículos fueron arrastrados por el tornado desde los pasos elevados las autopistas Interestatal 30 y George Bush Turnpike, una ruta importante en la región.

"Nunca he visto nada como esto, con esta escala de destrucción", dijo el lunes el jefe de la policía Mitch Bates.

AP

29 de Diciembre 2015