EEUU: Hoy se vota en las Primarias en cinco estados

Cinco estados más se disponen a repartir sus delegados en las primarias presidenciales de Estados Unidos entre republicanos y demócratas el sábado, en unos comicios eclipsados por la resaca del Supermartes y de las grandes contiendas que están por llegar.

Aunque los precandidatos están deseosos de lograr el número suficiente de apoyos que les permita lograr la nominación a la Casa Blanca — o al menos mantenerse en la contienda — están contentos con arañar delegados allá donde puedan.

En el Partido Republicano, el empresario Donald Trump, los senadores Ted Cruz y Marco Rubio y el gobernador de Ohio, John Kasich, se medirán en Maine, Kansas, Kentucky y Louisiana.

Por su parte, la exsecretaria de Estado Hillary Clinton y el senador por Vermont Bernie Sanders intentarán convencer al electorado demócrata en Nebraska, Kansas y Louisiana.

El republicano Donald Trump y la demócrata Hillary Clinton buscarán fortalecer sus respectivas posiciones de liderazgo el sábado, cuando otros cinco estados elijan a sus candidatos para la carrera hacia la presidencia de Estados Unidos, en momentos en que Trump intenta capear ataques de su propio partido.

El controvertido multimillonario neoyorquino que logró generar una amplia ventaja frente a sus contrincantes republicanos, buscará obtener más victorias en las contiendas del partido en busca de delegados en Kansas, Kentucky, Luisiana y Maine.

Los sondeos han sido escasos en los cuatro estados, que en total generarán la elección de apenas 155 delegados y donde la votación estará abierta sólo a republicanos registrados.

La exclusión de los votantes independientes que han ayudado al ascenso de Trump suma cierto aire de incertidumbre a la última ronda de contiendas por estado en los que se elegirán a los candidatos que competirán para suceder al presidente Barack Obama en los comicios generales del 8 de noviembre.

Desde que ganó siete de las 11 votaciones durante el llamado "supermartes", Trump ha sido duramente criticado por la propia elite republicana, que teme que como candidato el polémico nominado lleve al partido a perder las elecciones de noviembre.

Pero las fuerzas contrarias a Trump dentro del partido tienen poco tiempo para detener al empresario devenido en controvertido político, que ha acumulado 319 de los 1.237 delegados necesarios para ganar la nominación en la convención nacional republicana, delante de Ted Cruz, senador de Texas que cuenta con 226 delegados por el momento.

Por el lado de los demócratas, los votantes de Luisiana, Kansas y Nebraska decidirán el sábado entre la ex secretaria de Estado Clinton, y Bernie Sanders, senador estadounidense por Vermont.

Las encuestas muestran a Clinton con una gran ventaja en Luisiana, que cuenta con un grupo importante de votantes afroamericanos, que han ayudado en sus victorias en el sur del país el supermartes. No obstante, la población predominantemente blanca de Kansas y Nebraska podría inclinarse por Sanders. Los tres estados determinan un total de 109 delegados.

Clinton ha logrado un fuerte liderazgo en el número de delegados obtenidos hasta el momento frente a Sanders, a quien le sería difícil salvar la brecha

AP y Reuters

5 de Marzo 2016