El brutal asesinado cometido por adolescentes de 13 y 14 años que estremece al Reino Unido

Dos adolescentes británicas de 15 años,acusadas de haber asesinado salvajemente a una mujer alcohólica de 39 años tras un suplicio de cinco horas, han sido condenadas a cadena perpetua este jueves.

Las dos jóvenes tenían edades comprendidas entre los 13 y los 14 años cuando atacaron a Angela Wrightson en su domicilio de Hartlepool, en el noreste de Inglaterra, en diciembre de 2014. Asesinaron a su víctima, apodada «Alco Ange» por sus vecinos, utilizando una pala, una televisión, una mesa baja e incluso un bate con clavos. La víctima presentaba más de 100 heridas, 80 de ellas en el rostro.

Este fue una de las imágenes publicada por las menores que aparecen con el rostro tapado, la victima ya se aprecia con golpes en el rostro.

Durante el largo calvario de Angela Wrightson, las adolescentes posaron, alegres, para sacarse selfies que a continuación colgaron en las redes sociales.

«En nuestra sociedad, resulta difícil imaginar a dos niñas tan jóvenes capaces de una violencia así», ha decalrado Gerry Wareham, de la Fiscalía, sobre el proceso, calificando el ataque de «bárbaro». «Debido a la gravedad del ataque infligido a la señorita Wrightson, habríamos podido esperar que las chicas mostrasen remordimientos después de la muerte. Por el contrario, se rieron y sonrieron posando para una selfie» colgada en la red social «Snapchat», ha detallado.

Las dos adolescentes habrían acudido en numerosas ocasiones a la casa de Wrightson, para conseguir alcohol y cigarrillos. Sin embargo, las jóvenes no son las primeras condenadas a cadena perpetua en Reino Unido. En 1993, dos chicos de 10 años fueron condenados a cadena perpetua por el asesinato de James Bulger, un niño de dos, asesinado en circunstancias atroces en Liverpool, en el noroeste de Inglaterra.

La imagen abajo muestra a la victima poco tiempo antes de morir.

AFP y Antena305

11 de Abril 2016