El pueblo abre los pasos que cerro el Chavismo para que no asistan a la Toma de Caracas

El gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, condenó que se utilicen funcionarios para obstaculizar el tránsito a las personas que participarán en la Toma de Caracas, este 1° de septiembre. A su juicio, ellos deberían ser garantes de la libertad de tránsito y de que se respeten los derechos constitucionales.

Entre tanto el pueblo enfurecido ha comenzado a abrir los pasos hacia la capital que cerro el Chavismo para que no asistan a la Gran Toma de Caracas.


Caprile denunció que en el túnel de La Cabrera hay retenidas 10 unidades que vienen del Zulia, 3 de Carabobo, 5 de Cojedes, 2 de Táchira, 2 de Mérida, 1 de Falcón y 10 de Lara.

Pidió asistir de forma pacífica para llenar las tres avenidas de Caracas que servirán de punto de llegada de las movilizaciones opositoras: Río de Janeiro, Libertador y Francisco de Miranda.

Recordó que la oposición tiene casi siete meses pidiendo la activación del referéndum revocatorio.

"Estamos pidiendo el 20% que está en la Constitución".

Mery Da Costa, de 99 años de edad, es una de las personas que se encuentra a esta hora en Caurimare, para participar en la denominada Toma de Caracas.

"Estoy protestando por nuestra democracia", aseguró la mujer de la tercera edad.


Hoy la oposición se moviliza para exigir que se realice el referéndum revocatorio contra Nicolás Maduro este año.


Indicó que la Toma de Caracas se convocó con tres semanas de antelación para que fuera una actividad organizada, “sin espacio para la improvisación”.

“Si lucho por una salida democrática y pacífica, el método para exigirlo no puede ser violento. Estoy buscando evitar la violencia a través del revocatorio, por lo que el mecanismo para alcanzarlo debe ser pacífico”, dijo durante una entrevista en el Circuito Éxitos.


Reiteró que a las 2:00 pm finaliza la actividad. "Esto no es un mitin, es una demostración de nuestro deseo de cambio”.

#TomamosCaracas

1 de Septiembre 2016