Ivanka Trump aterrizó en Corea del Sur para cierre de Juegos Olímpicos

Legado de Castro: Miedo, prisiones, dolor, balseros, golpizas a quienes piensan diferente y jóvenes que se marchan

Ileana Ross-Lehtinen, congresista republicana por Florida:

"El día que el pueblo, dentro y afuera de la Isla, esperaba ha llegado: el tirano ha muerto y puede comenzar un nuevo amanecer sobre el último bastión del comunismo en el hemisferio Occidental (…) Al pueblo cubano se le ha negado por ya mucho tiempo la libertad y democracia que se merece".

"Aquellos que todavía dirigen a Cuba con un puño de hierro podrán intentar demorar la liberación de la Isla pero no pueden detenerla".

"Los apologistas de Fidel en todas partes del mundo pueden ahora ayudar a restaurar la libertad y el respeto a los derechos humanos en Cuba uniendo sus voces al llamado para que el nuevo régimen libere a los cientos de defensores de la libertad y presos políticos que los hermanos Castro mantienen en prisión".

"Solo cuando cierren los gulags, tengan elecciones libres, liberen a los presos políticos y la democracia sea restituida, podrá los Estados Unidos levantar su embargo en contra del régimen comunista de La Habana. El momento para actuar es ahora".

"Todos los amantes de una Cuba libre y soberana tenemos que apropiarnos de este momento para ayudar escribir un nuevo capítulo en la historia de una Cuba que será libre, democrática y próspera".

Francisco 'Pepe' Hernández, presidente de la Fundación Nacional Cubano-Americana:

"Con la participación real, efectiva y significativa del pueblo cubano en el exilio en el proceso de transformación, sobre todo en lo económico y social, definitivamente los cubanos van a poder alcanzar un estado de balance y de prosperidad".

Mario Díaz-Balart, congresista republicano por Florida:

La muerte de Castro "anuncia una esperanza renovada de que finalmente el pueblo cubano será libre. Ahora debemos trabajar aún más para lograr la libertad, los derechos básicos y la libertad. Elecciones multipartidistas para el pueblo cubano".

"El dictador tiene la sangre de los inocentes en sus manos, y su dictadura es culpable de torturas, asesinatos y muchas otras atrocidades (…) finalmente se enfrenta a su Creador".

Carlos Curbelo, congresista republicano por Florida:

"El dictador cubano Fidel Castro aterrorizó al pueblo de Cuba durante décadas con persecución religiosa y política, la opresión de la libertad de expresión y la libertad de prensa y la falta de respeto a los derechos humanos básicos".

"Durante los últimos 50 años, Castro y su régimen minaron los intereses estadounidenses en América Latina y en nuestro país, sus políticas antiamericanas y sus relaciones con regímenes brutales como Irán y Corea del Norte han demostrado ser una amenaza significativa para nuestro tiempo de seguridad nacional y las políticas que no han cambiado a pesar de las concesiones sin fin de la Administración Obama para el régimen en los últimos dos años".

"Ahora más que nunca, el pueblo de Cuba necesita nuestra solidaridad, Estados Unidos y todos nuestros aliados democráticos deben exigir reformas políticas que garanticen los derechos humanos de todos los cubanos".

Ramón Saúl Sánchez, líder de Movimiento Democracia:

"Quisiera poder decir que la muerte del tirano es la libertad del pueblo", pero no es así "porque ellos (los Castro) manejaron muy bien la sucesión".

El legado de Fidel Castro es "miedo, prisiones, dolor, balseros".

José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba:

"Vivimos en el Hemisferio Occidental, pero por desgracia vivimos como en Corea del Norte o la Rusia de Stalin".

"Si Fidel Castro hubiese tenido conciencia, esta le hubiese condenado por sus crímenes y el grave daño que a Cuba hizo. Pero como Fidel Castro nunca tuvo conciencia muere contento pues no vio el fin de su perversa obra. Para un tirano nada más duro que ver caer su régimen. Nada mejor que morir solo imaginando la fuerte condena de la historia".

"En UNPACU no estamos por la muerte de personas por crueles que sean, estamos por la muerte del sistema que tantas muertes, dolor, sufrimiento, miseria y odio ha producido".

Carlos Payá, líder del Movimiento Cristiano Liberación en España:

"Tras el hecho biológico que supone la muerte del dictador, antes y ahora, los derechos. La esperanza del cambio depende de los propios cubanos".

"Los cambios económicos no traen necesariamente cambios políticos. Hoy más que nunca reclamamos elecciones libres y plurales".

Rigoberto Carceller, portavoz en Madrid de la plataforma Cuba Democracia Ya:

"Uno no puede lamentar la muerte de un dictador. Es un gran momento para Cuba".

"Ahora que ya no está esa sombra de Fidel, Raúl Castro tiene la oportunidad de encauzar a Cuba hacia una vida en democracia y respeto, donde quepan comunistas y no comunistas".

Eliécer Ávila, líder del grupo opositor Somos+:

El movimiento "asume la muerte del expresidente Fidel Castro como un hecho histórico de gran trascendencia".

"Entendemos que sus seguidores le rindan los tributos que estimen pertinentes. Esperamos, no obstante, que este suceso sea el inicio de una nueva etapa en la vida del pueblo cubano. Pues si bien en sus casi 50 años de gobierno hizo algunas cosas loables, sus decisiones estuvieron marcadas por la soberbia, el autoritarismo, la autosuficiencia, la intolerancia y el culto a sí mismo".

"Ojalá su desaparición física promueva el más grande y necesario ejercicio de reflexión y responsabilidad para nuestro pueblo, y sea el punto de partida para volvernos a encontrar todos los cubanos, como lo soñó Martí, en una sola patria que brinde la paz y la armonía que necesitamos".

"Con Fidel muere una época y nace a su vez una gran oportunidad para reconstruir nuestra nación".

Diario de Cuba

26 de Noviembre 2016