Testigo clave de la investigación del juicio político Trump calienta las audiencias

"El Socialismo nos toca a la puerta" por Jose M. Izquierdo

"El Socialismo nos toca a la puerta" por Jose M. Izquierdo Analista de Antena305.com

La aparición de Bernie Sanders en la campaña electoral esgrimiendo la bandera del socialismo, nos reafirma que esta ideología está presente entre nosotros con inusitada fuerza. Sanders arrastra tras él a una multitud de jóvenes esperanzados y confundidos, haciéndoles creer que el Mito de la Justicia social es realizable, si abrazan la ideología socialista. Las masas juveniles cansadas y decepcionadas por tanta injusticia social y económica, se confunden con facilidad cuando hábiles demagogos inyectan dosis del veneno socialista en sus conciencias.

Este meme de Bernie Sanders circula ampliamente en la Internet

La vulnerable y “Quijotesca” masa de jóvenes y estudiantes, creen que las riquezas materiales son inagotables y la seguridad social, puede financiar eternamente las necesidades de las masas ignorando la creación de riquezas que renueven las arcas del estado. Confundidos por los espejismos de igualdad y beneficios sociales que atraviesan el océano desde la convulsa Europa, sin detenerse a observar la cruda realidad del desastre económicos de algunos de estos pueblos, cierran sus ojos ante los desastres económicos causados por el socialismo en cada país que le ha abierto sus puertas y creen, que las reformas sociales que escuchan, son diferentes a las que ruidosa y estrepitosamente han fracasado en otros países.

Lo más peligroso del socialismo, es su capacidad de reinventarse, de confundir a las grandes masas y en especial a la juventud y a los estudiantes, negada siempre a escuchar e investigar con pragmatismo las causas de las pandemias económicas y sociales causadas por esta ideología en los pueblos que decidieron una vez, explorar ese sendero. Las ideas socialistas siguen siendo un peligro aun después del fin de la Guerra fría, son muy populares a pesar de sus continuos fracasos e inexplicablemente, triunfan entre las confundidas masas cuando son expuestas por líderes hábiles y “Carismáticos”, que dominan a la perfección el arte de confundir con promesas irrealizables, pero llenas de esperanzas en un mañana mejor.

Un terreno fértil para que las ideas socialistas crezcan y germinen, es una sociedad castigada e inconforme por la desigualdad social y los ideólogos socialistas, saben elegir cuidadosamente cual es el sector social más vulnerable, para abonarlos y fertilizarlos con la envidia social, exacerbando las diferencias y desigualdades entre las clases sociales, (Ricos y pobres), raza y religión, Etc., pero sin profundizar nunca en las verdaderas causas que provocan estas injusticias y pregonando, que el único camino de salvación es el camino del socialismo.

Las Universidades y escuelas, la industria cinematográfica, los medios de prensa, están repletas de ideólogos socialistas solapados que influyen sobre toda la población y en especial, sobre el sector más vulnerable de la sociedad, la confundida y decepcionada juventud. En muchos casos, estos mismos ideólogos están tan desorientados como sus alumnos, pero se aprenden de memoria el libreto y llenos de “Fe”, compromiso y dogmatismo ideológico, dañinamente repiten el libreto aprendido. En las escuelas se prohíbe hablar de Dios, pero abiertamente, con toda libertad e impunidad se permite el proselitismo ideológico de las ideas socialistas, que después llevan los jóvenes a sus casas, he inconscientes las abrazan equivocadamente como soluciones a los problemas de sus vidas. Estas ideologías, no solo penetran nuestros hogares sin nuestro consentimiento, también se están introduciendo con rapidez en las instituciones públicas.

El socialismo se define como un sistema de organización económico y social, cuya base descansa en que los medios de producción son parte del patrimonio colectivo y es el pueblo quien los administra, pregonando una justa distribución de bienes y servicios igualitariamente a todos los miembros. Pero en la práctica estos principios se desvanecen y dan paso al caos económico por la destrucción de la infraestructura productiva, aparece una nueva y parasita clase social más corrupta, ineficiente y apegada al poder que la anterior, se pierden las libertades sociales, la libertad de mercado, de expresión, de asociación y religión, creando las condiciones perfectas para sostener un sistema totalitario y dictatorial, con una fuerte e improductiva burocracia, idónea para mantener un líder (Dictador) en el poder de forma vitalicia.

El socialismos cuando toma el poder, somete con rapidez a la sociedad a obedecer con lealtad la ideología socialista, tan dogmática y cerrada como puede ser cualquier fanático culto religioso que invoca la fé ciega a un Dios inexistente o el endiosamiento de un líder o una institución como rector omnipotente y único de la sociedad, reclamando para ese Dogma o líder convertido en “Dios”, obediencia absoluta y eterna.

Los peligros a los que estamos expuestos nos tocan con insistencia a nuestra puerta, entran a nuestras casas sin nuestro permiso, los traen como equipaje en sus conciencias nuestros jóvenes estudiantes infectados en las escuelas y universidades, por la TV y la prensa y equivocadamente, los aceptamos como solución a nuestros diarios problemas sociales y económicos, desviándonos del único camino que nos puede llevar a un futuro mejor; El ejercicio pleno de la verdadera democracia”.

Jose M. izquierdo

Analista de Antena305.com

Florida

E-Mail.josemizquierdo@hotmail.com