Protestas a nivel mundial contra el racismo

El sur de la Florida evita lo peor, todo regresa a la normalidad

Miami sintió alivio tras ver al huracán Matthew desviarse evitando un poderoso sistema de categoría 4, con vientos sostenidos de 140 millas por hora.

Pero para el resto de la Florida desde Palm Beach al norte la situación era muy difícil y catastrófica ya que ellos reciben el impacto del huracán.

El alcalde del condado Miami-Dade anunció que todo regresa a la normalidad, que los transportes públicos se restablecerán en la mañana del viernes. Los puentes levadizos abrirán. La recogida de basura se reanudará el lunes y reciclaje el fin de semana.

El puerto de Miami reabrirá cuando la Guardia Costera determine que es seguro, dijo, pero probablemente sea el viernes en la mañana.

El aviso de tormenta tropical para Miami-Dade fue cancelado y la alerta de huracán para el condado de Broward ha sido degradado a tormenta tropical.

El Aeropuerto de Miami dijo en su cuenta de Twitter: "Esperamos que las aerolíneas retomen gradualmente sus operaciones mañana".

Las clases están suspendidas hasta el lunes.


6 de Octubre 2016