Gobernador declaró estado de emergencia para el estado

En medio de controversia por documentos secretos Obama viaja a Arabia Saudita

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, partió hoy hacia Riad en medio de la controversia por su rechazo a un proyecto de ley que busca permitir que las víctimas de los ataques del 11S puedan demandar al Gobierno de Arabia Saudí por esos atentados terroristas.

El propio Obama justificó su oposición a ese proyecto, en una entrevista con la cadena CBS divulgada hoy, en el hecho de que no se trata únicamente de un asunto "bilateral" con Arabia Saudí, sino de las "interacciones" de EE.UU. con el resto de países.

"Si abrimos la posibilidad de que individuos y Estados Unidos puedan empezar a demandar de forma rutinaria a otros gobiernos, entonces estamos también facilitando que Estados Unidos sea demandado continuamente por individuos de otros países", advirtió Obama.

El proyecto legislativo en cuestión, denominado Ley de Justicia contra los Patrocinadores del Terrorismo, permitiría a las familias de las víctimas del 11S y de otros atentados demandar a naciones sospechosas de haber respaldado esos ataques.

En el caso de las víctimas del 11S, familiares y varios congresistas, entre ellos la líder de la minoría demócrata en la Cámara Baja, Nancy Pelosi, están presionando al Gobierno a desclasificar un informe de 28 páginas que aparentemente contiene información que vincula a Arabia Saudí con esos ataques terroristas.

En los atentados del 11 de septiembre de 2001 murieron casi 3.000 personas y 15 de los 19 terroristas implicados eran de origen saudí.

El Gobierno de Arabia Saudí ha amenazado con adoptar represalias económicas si el país enfrenta alguna demanda por apoyo al terrorismo como resultado del proyecto de ley que se está debatiendo en el Congreso estadounidense y que Obama ha prometido vetar.

Sobre la desclasificación del informe de 28 páginas, Obama comentó en la entrevista con CBS que el proceso de revisión del material está en marcha y en manos del director nacional de Inteligencia, James Clapper, quien está "a punto" de completarlo.

Ante las especulaciones suscitadas sobre el contenido de ese informe, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, enfatizó hoy en su rueda de prensa diaria que la comisión que investigó los ataques del 11S determinó hace años que "no hay pruebas" de que el Gobierno o altos funcionarios saudíes "apoyaran intencionadamente" a los terroristas responsables.

Tras el rechazo de Obama al proyecto para la Ley de Justicia contra los Patrocinadores del Terrorismo, el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, se mostró hoy partidario de "revisar" esa iniciativa para "no cometer errores" que puedan afectar a países "aliados".

Mientras, los dos aspirantes a la candidatura presidencial demócrata para las elecciones de noviembre, la exsecretaria de Estado Hillary Clinton y el senador Bernie Sandres, han expresado su apoyo al proyecto de ley.

Obama aterrizará este miércoles en Riad, donde se reunirá con el rey saudí, Salman bin Abdulaziz, y asistirá el jueves a la cumbre del Consejo de Cooperación del Golfo (GCC).

Esa cumbre con los líderes del GCC (Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Catar, Omán y Baréin) seguirá a la celebrada en Camp David (EEUU) en mayo pasado y llega en un momento de cierta tensión por unos comentarios de Obama durante una reciente entrevista con la revista The Atlantic.

En esa entrevista, Obama calificó a algunos aliados de Oriente Medio y Europa de "oportunistas", en el sentido de que, a su juicio, presionan a EEUU para que se implique en complicados conflictos que tienen poco que ver con sus intereses, sin poner ellos de su parte.

Según reconoció hoy Earnest, EEUU y sus aliados del Golfo tienen "diferencias significativas" sobre varios asuntos y Obama prevé abordarlas durante su visita a Riad.

EFE

19 de Abril 2016