Trump cancela reunión con dictador de Corea del Norte

En respuesta a ataque químico, Estados Unidos bombardea Siria

Estados Unidos lanzó este jueves un masivo bombardeo contra objetivos en Siria, con por lo menos 70 misiles teleguiados, en respuesta a un ataque con armas química por el que responsabilizó al líder sirio Bashar al Asad.

Una fuente del Pentágono informó que 70 misiles Tomahawk fueron lanzados contra la base aérea de Shayrat , desde donde Estados Unidos piensa que partió el ataque con arma química.

En tanto, una fuente de la Casa Blanca que solicitó el anonimato acusó directamente al gobierno de Asad por la utilización de un arma basada en un gas neurotóxico contra una aldea en el noroeste del país.

Medios resaltan que, de acuerdo con información de fuentes militares, soldados rusos tenían presencia en la base Shayrat, Siria, atacada por Estados Unidos, con misiles Tomahawk.

La televisión estatal siria destacó que el ataque a la base aérea ubicada en la ciudad de Homs, “derivó en pérdidas”.

Trascendió que el Pentágono notificó a Rusia sobre el ataque a la base aérea Shayrat.

"Para ese ataque, el régimen de al Asad utilizó un agente neurotóxico que tiene las características del sarín", dijo la fuente. Peritos de Turquía que atendieron a víctimas del ataque habían afirmado que el gas utilizado era sarín.

La televisión estatal siria calificó como "agresión" el ataque de Estados Unidos

En conferencia de prensa, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, llamó a las “naciones civilizadas” a unirse para tratar de dar fin a la masacre en Siria.

Trump dijo que el ataque con misiles que Estados Unidos lanzó la noche del jueves contra una base aérea de Siria era lo más "conveniente para la seguridad nacional" del país.

El republicano hizo la declaración después de que Estados Unidos disparó decenas de misiles crucero hacia territorio sirio en represalia por un reciente ataque con armas químicas contra civiles.

Resaltó que "la paz y la armonía prevalecerán" siempre que Estados Unidos defienda la justicia.

Este mismo jueves, en la sede de las Naciones Unidas, el Consejo de Seguridad no logró alcanzar un acuerdo sobre una declaración sobre el ataque con arma química en Siria, cuando ya se había divulgado la información de que la Casa Blanca tenía listo un plan de ataque.

Al fin de esa reunión, el embajador de Rusia, Vladimir Safronkov, había advertido sobre los riesgos de un ataque estadounidense contra objetivos en Siria.

"Si hay una acción militar, toda la responsabilidad recaerá sobre los que hayan iniciado una empresa tan trágica y dudosa", expresó el diplomático ruso a la salida de la reunión.

El ataque de este jueves representa un claro giro en la política estadounidense hacia Siria. Hace apenas una semana, altos funcionarios estadounidenses, incluyendo la embajadora ante la ONU, habían declarado que la salida de al Asad del poder no estaba entre las "prioridades" de Washington.


Agencias

6 de Abril 2017