Encuentran en Bahamas el bote de dos jóvenes desaparecidos desde Julio del 2015

Un barco con matrícula de Noruega y que se dirigía a este país halló cerca de las costas de Bermudas el bote en el que viajaban dos adolescentes que desaparecieron en alta mar el verano pasado, según confirmaron hoy sus familiares.

Pamela Cohen, la madre del menor Perry Cohen, señaló este sábado que la embarcación noruega Edda Fjord descubrió a unas 100 millas de las costas de Bermudas el bote de 19 pies (5,7 metros) de eslora en el que su hijo y Austin Stephanos partieron en una excursión de pesca, según informa el medio local Palm Beach Post.

De acuerdo a los padres de Cohen, el bote contenía objetos personales de los menores, entre ellos el móvil de Stephanos, el cual se halla ahora bajo custodia de la Comisión para la Conservación de la Pesca y Fauna de Florida (FWC).

Los progenitores esperan que la información que pueda contener el teléfono de pistas que permitan reactivar la búsqueda de los menores, ambos de 14 años.

De acuerdo a FWC, el bote desaparecido fue divisado a mediados del pasado mes de marzo, si bien la noticia ha trascendido hoy, y se espera que retorne a Estados Unidos el próximo 16 de mayo a bordo de un barco mercantil.

Los jóvenes residentes de la localidad de Tequesta, en Florida, desaparecieron el pasado 24 de julio cuando salieron en una excursión de pesca a bordo de una embarcación desde las costas de la localidad de Júpiter, en el condado de Palm Beach.

Dos días después, el bote en el que se embarcaron fue hallado por la Guardia Costera de EEUU, sin sus ocupantes, volcado a 67 millas de la costa de Daytona Beach. No obstante, cuando una compañía privada contactada por la FWC acudió para su remolque la barca había desaparecido.

Desde que se reportó su desaparición, la Guardia Costera de EEUU se enfrascó en una operación de búsqueda y rescate de los adolescentes que implicó el rastreo de unas 50,000 millas y se extendió hasta el sur del estado de Carolina del Norte.

Tras la suspensión del operativo por parte de los guardacostas, las familias y voluntarios mantuvieron las pesquisas un tiempo adicional, con el apoyo de donaciones privadas, sin que lograran hallar rastros de los menores.

EFE

24 de Abril 2016