200 cohetes lanzados desde Gaza, Israel responde con dureza

Escándalo en Brasil: Liberan a Lula tras 3 horas de interrogatorio

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva ha quedado en libertad tras ser detenido durante tres horas para declarar por presunto lavado de dinero por el caso Petrobras.

Lula da Silva ha sido liberado pese a que la Fiscalía asegura que los indicios contra él en el caso son "bastante significativos".

"Tenemos conferencias (de Lula) en el exterior (financiadas por empresas implicadas en desvíos de Petrobras), indicios de obras en el exterior en el que podría haber tráfico de influencia, todo bajo investigación", ha señalado el fiscal de Curitiba, Carlos Fernando dos Santos Lima, encargado del proceso abierto por desvíos en la estatalPetrobras, publica la web de RTVE.

La Policía Federal brasileña detuvo hoy al expresidente, en una operación ordenada por el juez federal Sergio Moro, que está a cargo de las investigaciones sobre una red que se apropió ilegalmente de unos $2.000 millones de las arcas de la petrolera.

El exmandatario fue trasladado para tomarle declaración a la sede de la Policía Federal en el aeropuerto de Congonhas, Sao Paulo, después que los agentes allanaran su domicilio particular, la casa de uno de sus hijos y otras residencias familiares

La policía brasileña allanó este viernes la casa del expresidente Luiz Inacio Lula da Silva en el marco de la investigación del megafraude a la estatal Petrobras, informó el diario O Globo citando a la policía.

La policía federal confirmó a la AFP que lanzó un procedimiento de búsqueda de documentación en tres estados, incluido Sao Paulo, donde vive el exmandatario, pero declinó comentar si Lula estaba involucrado o si sería llevado a declarar coercitivamente como reportaron varios medios.

“Cerca de 200 policías federales y 30 auditores del ente de recaudación cumplen 44 mandatos judiciales, siendo 33 de búsqueda y aprehensión y 11 de conducción coercitiva en los siguientes estados: Rio de Janeiro, Sao Paulo y Bahia”, señaló el comunicado de la policía.

La operación forma parte de la indagatoria de crímenes de corrupción y lavado de dinero vinculados a la trama que desvió más de 2,000 millones de dólares de Petrobras, y no incluye órdenes de prisión.

Procurador dice que tienen 39 paginas de pruebas contra Lula

El Procurador Carlos Fernando Dos Santos, dio una conferencia de prensa para informar sobre la situación judicial del ex presidente, donde afirmó que "hay 39 páginas de pruebas" contra el ex mandatario.

"Los indicios contra Lula son significativos. Vamos a seguir la investigación lo más silenciosamente posible. Tenemos pruebas suficientes para llevar a muchas personas a la justicia", sostuvo.

"No tenemos ninguna motivación política. Esto es apenas otra fase más en la causa de Lava Jato. Detectamos movimientos ilegales en la familia del ex presidente", enfatizo el procurador del Brasil ante los medios.

Imágenes de televisión mostraban a efectivos armados en Sao Paulo custodiando edificios cuyas calles habían sido cerradas.

La emisora Globo News reportó que varios familiares de Lula también eran blanco de la pesquisa.

Los allanamientos se producen un día después de un vendaval político en Brasil tras la filtración de supuestas declaraciones de un senador oficialista acusando a la presidenta Dilma Rousseff de interferir en la investigación del escándalo en Petrobras y a Lula, que gobernó el país de 2003 hasta 2010, de estar al tanto del esquema de corrupción.

Mas del escandalo de Lula

El Jornal Nacional, uno de los más populares informativos televisivos de Globo, reveló fotografías que muestran al ex mandatario visitando un triplex en el exclusivo edificio Solaris en Guarujá, San Pablo. En las imágenes puede verse a Lula con el ex presidente de OAS Léo Pinhero. OAS es una de las constructoras que están implicadas en la operación Lava Jato.

Según declaró un ex alto ejecutivo de esa compañía esas fotografías fueron tomadas el día que Pinhero hacía entrega de las llaves del departamento de 215 metros cuadrados a Lula y a su esposa Marisa Letícia. El condominio de lujo -cuya construcción y remodelación estuvo a cargo de la constructora- también es investigado por el juez Sergio Moro, quien lleva adelante la megacausa.

Las fotografías fueron tomadas por Wellington Carneiro da Silva, quien en el momento de la visita de Lula era asistente de Ingeniería de OAS y tenía como trabajo fiscalizar las diversas obras del edificio Solaris. En el momento de las imágenes le habían encargado que permaneciera en el hall de ingreso, deteniendo el ascensor para impedir que algún curioso viera al ex presidente de Brasil.

Agencias

4 de Marzo 2016