El Amway Center en Orlando está repleto para ver a Trump lanzar su campaña 2020

Estas cosas estaban volando todo el día, últimos testimonios de militares sobre OVNIs

Un grupo de pilotos militares de la Armada de Estados Unidos asegura haber realizado numerosos avistamientos de Objetos Voladores No Identificados, conocidos popularmente como OVNI, en la costa de los Estados Unidos en los últimos años, algunos de ellos volando a casi 10.000 metros y a velocidades hipersónicas superiores a MACH 5, segun un amplio reportaje del Tne New York Times.

Un vídeo hecho publico en el 2017 muestra un objeto que parece rotar sobre su eje mientras se mantiene suspendido en el aire, ante la mirada sorprendida de los pilotos. "¡Mira esa cosa!". "Hay toda una flota de ellas", decían por radio los pilotos que se mostraban excitados ante los objetos desconocidos.

"Estas cosas estaban volando todo el día", contó el teniente Ryan Graves, ex piloto de cazabombarderos F/A-18 Super Hornet en el escuadrón VFA-11 Red Rippers. "Mantener una aeronave volando requiere de enormes cantidades de energía. A la velocidad que observamos, permanecer 12 horas en el aire es 11 horas más de lo que podría esperarse" le relato al NYT.

Los avistamientos tuvieron lugar entre los años 2014 y 2015 durante ejercicios de entrenamiento de los escuadrones de combate del portaaviones USS Theodore Roosevelt, frente a las costas de Virginia y Florida, y la Marina de Estados Unidos ha reconocido no poder explicarlos.

"Hubo diferentes reportes, en algunos casos pudo tratarse de drones, pero en otros no sabemos qué eran y no tenemos suficientes datos para averiguarlo", dijo el portavoz de la marina, Josh Gradisher.

Lo que los militares sí hicieron fue publicar una guía en 2015 para reportar estos "fenómenos aéreos inexplicables" en detalle, que sigue vigente.

Tanto Graves y los otro pilotos especularon que los objetos podrían ser parte de un "programa avanzado de drones". En una ocasión uno de los aviadores casi impacta contra uno de estos OVNIS, al que describió como un "cubo encerrado en una esfera". Este casi accidente los llevó a descartar que el programa fuera estadounidense, indicó el teniente Danny Accoin.

Estos incidentes con lo desconocido marcaron de por vida a estos aviadores, que poco después fueron desplegados en el Golfo Pérsico y empleados en misiones de bombardeo contra objetivos del grupo terrorista en Siria e Irak.

Ya lejos del frente de batalla estos militares volvieron a pensar en los extraños objetos que vieron en el océano Atlántico y decidieron contarlo.

Estos objetos aceleraban a velocidades hipersónicas, frenaban de golpe y hacían giros instantáneos, "superando las habilidades físicas de una tripulación humana" y sin dejar ninguna estela que indicara la presencia de un motor.

Las entrevistas recolectadas por el periódico fueron publicadas poco después de que el Departamento de Defensa de Estados Unidos confirmara la existencia en el pasado de un programa de investigación de OVNIS, un tema del que siempre se había excusado de hablar.

Este programa avanzado para indentificar amenazas aeroespaciales realizaba investigaciones y buscaba identificar fenómenos aéreos, pero cerró en 2012, indicó el Pentágono.

Pero aunque el programa, que en su momento llegó a tener un presupuesto de 20 millones de dólares al año, ya no existe, las investigaciones continúan a través de procedimientos ordinarios y reportes de aeronaves, indicó el portavoz Christopher Sherwood.

"El Departamento de Defensa siempre está preocupado por mantener una identificación positiva de todas las aeronaves operando en nuestro entorno operativo, así como la identificación de cualquier potencial capacidad extranjera que pueda significar una amenaza para la seguridad doméstica", señaló Sherwood.

Las autoridades han descartado que se trate de un fenómeno extraterrestre y apuntan a explicaciones más mundanas, que van desde problemas en la codificación de imágenes y exceso de estrés en los pilotos hasta la presencia de drones avanzados cuyo origen es desconocido.

Pero lo que no esta claro si es atribuido a problemas de códigos en las imágenes, el estrés de los pilotos, y demás, como estos avistamientos duraron todo el día, y por que se han presentando con insistencia sobre lugares muy estratégicos en el mundo, en algunas ocasiones los han reportado casi diariamente sobre los cielos de Virginia y Florida a 30 mil pies de altura.

28 de mayo 2019