Inmigrantes dejan de pedir Medicaid por temor a perder residencia legal

#Etecsa en #Cuba censura #YoVotoNo, #YoNoVoto

La batalla por ganar el referendo constitucional del próximo 24 de febrero ha llevado al Gobierno cubano a realizar todo tipo de acciones. Junto a la publicidad por el "Yo Voto Sí" en los partidos de béisbol y la avalancha de mensajes de apoyo en las redes sociales ha optado por la censura de los mensajes de solo texto (SMS) que incluyan llamados a votar No o a la abstención.

Los clientes de telefonía móvil que han enviado un SMS con las frase "YoVotoNo", "YoNoVoto" o con la palabra "abstención" (con y sin acento) están indignados porque el texto nunca llegó a su destinatario . 14ymedio ha confirmado esta situación con una prueba que incluyó a más de medio centenar de usuarios en diez provincias.

Esa comprobación arrojó que las combinaciones que incluyen el símbolo de numeral, a la manera de las etiquetas de las redes sociales (#YoVotoNo y #YoNoVoto), también sonpresilladas por la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa), un monopolio estatal que se ha visto involucrado en el pasado en otros casos de censura y de bloqueo del servicio telefónico contra activistas.

El contrato que cada usuario de la red celular de Etecsa firma al comprar una línea de telefonía móvil incluye un acápite en el que se asegura que entre las causas para el fin del servicio se halla que se le dé un uso "que atente contra la moral, el orden público, la seguridad del Estado o sirvan de soporte en la realización de actividades delictivas".

Ningún cliente ha sido advertido de que sus mensajes serán sometidos a un filtro de contenido o que parte de su correspondencia será bloqueada si menciona el nombre de opositores

Sin embargo, ningún cliente ha sido advertido de que sus mensajes serán sometidos a un filtro de contenido o que parte de su correspondencia será bloqueada si menciona el nombre de opositores, difunde consignas incómodas para el oficialismo o promueve una postura electoral diferente a la del Gobierno.

La actual censura de palabras y frases no alcanza los servicios de mensajería como WhatsApp, Telegram, IMO o Facebook Messenger que el Gobierno no puede interceptar de una manera tan fácil como controla los SMS que se envían a través de Etecsa. Por lo que muchos activistas que promocionan el No en el referendo o el boicot a las votaciones se han movido hacia estas herramientas.

"Me di cuenta de que algo pasaba porque le fui a mandar a mi hermana que vive en La Habana un mensaje con el comentario que hizo un amigo mio en Facebook sobre el referendo", contó a 14ymedio un usuario de la telefonía móvil que pidió el anonimato. El texto incluía la etiqueta #YoVotoNo y nunca llegó a su destino, aunque del saldo del teléfono del emisor fueron restados los 0,09 CUC del envío.

"Después le mandé varias combinaciones de esa misma frase y solo llegó cuando cambié la "o" por un cero y la vocal final la sustituí por un punto", asegura la fuente. "Me pasé toda la madrugada probando con otros amigos y el resultado fue el mismo", concluye.

Después de esa primera denuncia, este diario se comunicó con el número de servicio de Etecsa (118) para indagar sobre lo sucedido. La empleada que respondió la llamada aseguró que no había reportes anteriores de problemas con los SMS y enfatizó que "Etecsa no está haciendo ahora mismo ninguna labor de mantenimiento, por lo que todos los mensajes deben llegar a tiempo".

Al indagar directamente sobre una posible censura del contenido de los SMS, la trabajadora estatal declinó responder y dijo no saber "nada de ese asunto". Otras llamadas, hechas en diferentes momentos de este fin de semana, arrojaron similares resultados.

No es la primera vez que Etecsa censura mensajes en función del contenido. En septiembre de 2016 este diario denunció en un amplio reportaje que todos los SMS que contenían alusiones a "derechos humanos", "huelga de hambre", "democracia", "represión" o a los nombres de los activistas más conocidos del país, nunca eran recibidos aunque sí fueron cobrados.

‘14ymedio’ realizó pruebas desde terminales con propietarios muy disímiles, en las que se incluyó desde opositores y activistas hasta personas sin ninguna vinculación con movimientos independientes

En ese momento, 14ymedio realizó pruebas desde terminales con propietarios muy disímiles, en las que se incluyó desde opositores y activistas hasta personas sin ninguna vinculación con movimientos independientes. En todos los casos, los mensajes que contenían ciertas expresiones se perdieron en el camino.

Arnulfo Marrero, segundo jefe de la planta de Etecsa en 19 y B en El Vedado, La Habana, se mostró en aquella ocasión sorprendido ante la queja presentada por dos reporteros de este diario. "Nosotros no tenemos nada que ver con esto, debe dirigirse al Ministerio de Comunicaciones (Micom)", explicó el funcionario.

"Quien rige la política de las comunicaciones es el Micom, porque nosotros aquí no tenemos decisión. Lo único que puedo hacer es informar esto", advirtió Marrero.

Con más de cinco millones de usuarios de telefonía celular, Etecsa no parece dispuesta a ceder en el control ideológico de los mensajes que circula por su red y sigue ampliando su extenso historial de censura de SMS a través de una "lista de palabras clave". Ahora se le han agregado nuevos términos a esa relación de frases y términos que, todo apunta, seguirá creciendo el futuro.

14yMedio Cuba

7 de enero 2018