Exilio pide a Cuba que elimine decreto que discrimina contra cubanos en el exterior

El Movimiento Democracia instó el martes al gobierno cubano a derogar el decreto que prohíbe a los cubanos salir y entrar por mar de su país y anunció una flotilla de protesta para el 1ro de mayo, cuando zarpará el primer crucero de EEUU a Cuba en 50 años.

Ramón Saúl Sánchez, presidente de este grupo del exilio, pidió el martes al gobierno cubano cambiar el decreto presidencial de 1999, después de que la compañía de cruceros Carnival anunció este lunes que finalmente va a vender pasajes a cubanos y cubano-estadounidenses tras haber enfrentado protestas y una demanda colectiva de esa comunidad porque en principio se plegó a la norma cubana.

En principio, la flotilla del Movimiento Democracia estaba planeada como parte de las manifestaciones contra Carnival, a la que acusó de discriminar a los cubanos, pero ahora busca enviar un mensaje al gobierno de Raúl Castro.

Fathom, una nueva línea de Carnival, tiene previsto inaugurar una línea de cruceros por varios puertos de Cuba el próximo 1ro de mayo, en el que ahora sí podrán viajar cubanos.

En una conferencia de prensa, Sánchez, que calificó de “valiente” la decisión de Carnival, señaló que espera una muestra de cambio del gobierno cubano.

“Sería un primer paso positivo de Cuba”, agregó el activista, que también se refirió a su situación migratoria en Estados Unidos.

El pasado viernes, Sánchez supo que las autoridades migratorias estadounidenses rechazaron la solicitud de residencia que presentó hace 14 años y lo instaron a abandonar el país donde vive desde que abandonó Cuba hace 49 años.

Sánchez aseguró que se trata de una decisión “errónea y política” que ocurrió justo cuando él estaba promoviendo las protestas contra Carnival y también la “Flotilla de la Libertad”, que el sábado pasado lanzó 88 luces de bengala a unos 20 kilómetros de la costa cubana por cada uno de los presos políticos en la isla.

Entre tanto, Wilfredo Allen, uno de sus abogados, de un grupo de 10 que lo están representando de manera gratuita, dijo que la negativa puede tener motivación política, pues ocurre 14 años después de haber solicitado la residencia y en medio de ambas protestas.

Allen precisó que se trata de un caso administrativo que fue negado y que tienen tiempo de responder hasta el próximo 7 de mayo, ya sea pidiendo una moción para que reconsideren el caso, para reabrirlo o presentando otro caso.

Mientras tanto, Sánchez está en el país como “indocumentado”, y, aunque podría ser arrestado en cualquier momento, Allen dijo que él no representa una prioridad para las autoridades migratorias.

“Tenemos preguntas acerca del momento peculiar de la decisión del gobierno de (el presidente Barack) Obama para denegar la petición del señor Sánchez”, expresaron hoy en un comunicado los congresistas de origen cubano Mario Díaz-Balart e Ileana Ros-Lehtinen.

Ambos congresistas por la Florida recordaron que Sánchez es un “abierto crítico” a algunos aspectos de las políticas de Obama hacia Cuba y cuestionaron que reciba ahora una respuesta, después de 14 años de haber formulado la solicitud.

Por otro lado, el Frente Nacional de Resistencia Cívica “Orlando Zapata Tamayo” también mostró el martes su solidaridad con Sánchez, y responsabilizó a Obama de la negativa de la solicitud

EFE

19 de Abril 2016