Trump cancela reunión con dictador de Corea del Norte

Expectativa por discurso del presidente Donald Trump ante el Congreso este Martes

La primera vez que Donald Trump se dirigirá al Congreso podría ser una oportunidad para reenfocar a su joven gobierno a los principales problemas económicos que ayudaron a que fuera electo y, que esperan sus aliados, lo aleje de las distracciones y heridas auto infligidas que han agitado su mandato.

Los asesores de Trump dicen que aprovechará su discurso del martes para declarar el pronto avance en sus promesas de campaña, entre ellas el arranque de la construcción del muro en la frontera del sur, y para trazar un mapa de las polémicas prioridades legislativas, como el presupuesto para infraestructura y seguridad social.

"Gastamos miles de millones en el Medio Oriente, pero tenemos baches por todo el país", dijo Trump el lunes mientras revisaba el discurso durante una reunión con los gobernadores del país. "Empezaremos a gastar mucho en infraestructura".

Los republicanos, impacientes por avanzar en la ambiciosa agenda legislativa, esperan que Trump llegue al Capitolio con detalles sobre el reemplazo de la ley de salud Obamacare y una revisión del sistema fiscal del país. Dos temas que, hasta ahora, sólo han discutido en términos generales. De forma más ambiciosa, algunos republicanos están ansiosos de que el presidente haga a un lado su enemistad con la prensa, la comunidad de inteligencia y las cortes, que han eclipsado las prioridades políticas del partido.

El Sistema de salud en peligro de implosión

Trump advirtió el lunes que el sistema de cuidado de salud del país está en peligro de implosión y dijo que el Congreso debe hacer cambios fundamentales a la ley de salud aprobada por su predecesor.

En una reunión con gobernadores en la Casa Blanca, Trump dijo que esperaba reformar el sistema fiscal pero que eso era " una pequeña hormiguita" en comparación con lo que tendría que hacer para reformar la ley llamada Obamacare.

La primea gran reunión entre el presidente y gobernadores ocurrió mientras el Congreso se alista a seguir adelante con su plan para anular y reemplazar la ley de cuidado a la salud, una de las principales promesas de campaña de Trump. Los gobernadores han dicho que les preocupa que los cambios podrían socavar sus esfuerzos para expandir Medicaid en sus estados y dejarlos con una porción más grande de la cuenta del cuidado de salud.

"Es un tema increíblemente complejo. Nadie se imaginó que el cuidado de salud sería tan complicado", dijo Trump a los gobernadores.

Trump se reunió posteriormente con ejecutivos de la industria de salud, algunos de los cuales están preocupados porque creen que la incertidumbre por el futuro del cuidado de salud está llegando a sus mercados.

El presidente y el Congreso dirigido por republicanos han convertido a la reforma de la ley del cuidado de salud en una de sus prioridades principales al inicio del gobierno de Trump. La Ley del Cuidado de Salud ha subsidiado seguros de salud privados que están disponibles en 50 estados mientras que una expansión opcional de Medicaid ha sido aceptada en 31 estados y el Distrito de Columbia. Los dos componentes cubren a más de 20 millones de personas.

Un informe de las consultoras Avalere Health y McKinsey & Company, presentadas a los gobernadores durante las reuniones del fin de semana con la Asociación Nacional de Gobernadores, concluyó que ellos cambios bajo consideración por la cámara baja dirigida por los republicanos reduciría significativamente los fondos federales para Medicaid y los subsidios para seguros privados, creando brechas de distribución de fondos para los estados y amenazando con pérdida de cobertura a muchos participantes.

Sin dar detalles específicos sobre lo que él quiere en un paquete de reemplazo, Trump dijo que el actual mercado de salud "va a hacer implosión absolutamente" y llamó a los ejecutivos a trabajar con el gobierno en lo que se viene.

"Tenemos que trabajar juntos para salvar a los estadounidenses de Obamacare", dijo Trump.


Fuente AP

27 de Febrero 2017